BASURA A 220


Cada año, en Argentina se tiran alrededor de 1.000 monitores y 500 mil computadoras. Sin una ley específicas, asociaciones sin fines de lucro y empresas trabajan para reciclar los deshechos y reducir el impacto ambiental.

Por Andreani Jorge @cronopio17

Los residuos tecnológicos provocan un gran impacto en el medio ambiente. Componentes como el mercurio, que produce daño en el sistema nervioso y el cerebro, o como el plomo, que afecta la circulación, son algunos de los cerca de mil elementos que se pueden encontrar en residuos electrónicos como monitores y computadoras.

“En Argentina surgen numerosos desafíos en la gestión de los aparatos electrónicos. Una de las mayores dificultades que se presentan es la recolección de los equipos domiciliarios en desuso. Esto se debe a que no hay un plan de disposición tanto a nivel nacional como a nivel local. Algunos municipios llevan a cabo campañas de recolección pero rara vez el destino de lo recolectado es confiable: muchas veces se incineran o entierran equipos que podrían ser recuperados”, analiza Jorge Santkovsky‏, asesor del Museo de Informática, Computadoras y Accesorios Tecnológicos (ICATEC).

basura-electronica

Aunque no es un tema primordial en la agenda, algunas asociaciones civiles y privadas trabajan en la problemática hace años. Por ejemplo en la Facultad de Informática Nacional de La Plata un grupo de docentes y alumnos de la Universidad trabajan en conjunto con el Laboratorio de Nuevas Tecnología Informáticas en el reciclado de los desechos electrónicos, para reducir el impacto ambiental.

“En el país se estima que el desecho electrónico oscila entre tres kilos y cinco kilos por persona al año y es un fenómeno que va creciendo con la revolución tecnológica”, afirma Cristián Salgado, colaborador de la Universidad. “Nosotros recibimos la tecnología en desuso, la restauramos y la devolvemos a la sociedad con un sistema de software libre, Linux/Gnu, y un sistema aplicaciones educativas”, detalla.  Los números reflejan el problema: más del 40 % de los artefactos que ya no usamos terminan en basurales o rellenos sanitarios. Se desechan mil computadoras y quinientos mil monitores por año.

 

“Los aparatos eléctricos y electrónicos contienen en su interior metales pesados y metales valiosos recuperables. Los primeros, en contacto con el suelo y las lluvias, lixivian, alcanzando las napas freáticas. Esto resulta en un gran evento de contaminación. Por otra parte, al recuperar los metales que se encuentran en los equipos, se contribuye a disminuir su extracción a través de la minería”, afirma Santkovsky.

Actualmente Argentina no cuenta con una ley nacional que regule este tipo de basura. “La actividad se encuentra enmarcada en la Ley de Residuos Peligrosos Nº 24.051, legislación general para operadores y generadores de residuos peligrosos”, cuenta Paola Sangrisani, integrante de Red Reciklar. Y agrega: “La ley no cumple las expectativas del sector. Además es complicada tanto para la autoridad de aplicación como para las empresas”.

En ese contexto, es fundamental el rol de las asociaciones. “Por suerte cada vez recibimos más aparatos electrónicos para reciclar”, dice Sangrisini, quien además cuenta cómo realizan su trabajo: “Vamos a retirar las cosas sin costo. Los reparamos y luego los donamos a asociaciones sin fines de lucro”.

6277729793_3b9fec8a14_z

Otro posible destino del reciclaje electrónico es el que le da la empresa Scrap y Rezagos. “Nos dedicamos a la reutilización y reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos. Recibimos equipos de empresas y particulares para otorgar una gestión ambientalmente sustentable a los aparatos en desuso. Es decir, reintroducimos al mercado los materiales recuperados, ya sea a través de su reutilización o a través de su uso como insumo en otras industrias”, resalta Santkovsky‏

A pesar de que la ley no es la mejor, que las prioridades son otras, quienes trabajan para resolver la problemática se muestan optimistas con su visión a futuro: “Nosotros tenemos muchas expectativas para lo que viene. Creemos que se pueden cambiar las cosas”, analiza Sangrisani. Y no es la única que piensa así: “Se está generando mucha conciencia en la sociedad con respecto a las consecuencias en el ambiente. Tomando como ejemplo iniciativas llevadas a cabo en otros países, podemos generar un marco legal adecuado para la actividad y un sistema de gestión integrada para tratar estos residuos que van en aumento”, sostiene Santkovsy.

basura_electronica

Contactos de asociaciones

Red Reciklar

Humboldt 169.RamosMejia

Tel: 4658-4576

www.reciklar-rehusar.com

Equipo de la Universidad de La Plata

e-basura@linti.unlp.edu.ar

What others say about : BASURA A 220..


Jose Canelo

Es muy interesante el trabajo que hacen estas empresas. Me gustaría saber con cuantos empleados cuentan, si están todos inscriptos, de donde obtienen el dinero para pagarles los sueldos y los gastos de mantenimiento de las instalaciones, qué porcentaje del residuo recibido envían a deposición final y que organismo del estado controla estas empresas.

Leave a Comment


Your email address will not be published.