CAMBIO UNA NOCHE DE BOLICHE


¿Por qué un grupo de jóvenes elige salir un sábado a la noche a darle comida a la gente que se encuentra en situación de calle en vez de hacer una previa antes de ir a un boliche o a un bar? La respuesta es sencilla: lo realizan con el objetivo de ayudar a los que más lo necesitan.

Por Stephanie Bryner, Ezeqiuel Cozza, Natalia López, Malén Olivera, Guillermina Roca y Macarena Vargas (@vargasmacarena1)

 

“Prefiero estar en Metro Cuadrado (M2) mil veces antes que salir a algún lado. No hay nada que me llene más que hacer un servicio junto con mis amigos y compañeros”, cuenta Mayra Antonuccio, integrante de la agrupación misionera barrial en la cual los jóvenes salen a recorrer las calles de Caballito y Flores en busca de personas que están en situación de calle. El grupo asiste y brinda contención a alrededor de 25 personas por noche. Algunos de ellos esperan su ayuda hasta cercana la medianoche, incluso cuando el clima no acompaña.

La iniciativa surgió dentro del espacio del Centro de Orientación Vocacional (COV) de Caballito, que responde a la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, cuando Yamila Zohler y Antonella Di Laudo, dos jóvenes de 19 y 20 años, respectivamente, decidieron formar el grupo hace un año y medio, y así cambiar las noches de “previa” de los sábados por ayudar a los que menos tienen.

Metro_Cuadrado

Los integrantes de Metro Cuadrado preparan sopa para la gente que vive en situación de calle

Cada 15 días, los sábados a partir de las ocho de la noche hasta las 12, alrededor de 15 chicos y chicas salen con termos llenos de sopa, vasos de telgopor, cucharas y bolsas con sándwiches a recorrer las calles de los barrios porteños de Flores y Caballito en búsqueda de gente que precisa este tipo de asistencia. “A veces a la sopa le falta sal, pero está rica”, comenta siempre en broma Mario, un hombre de 67 años que nació en Pehuajó y aún teniendo casa y familia allá, todos los días decide dormir en la plazoleta de Rivadavia al 5000.

“Hoy por hoy siento un compromiso con las personas, se convirtió en una cita infaltable para mí. Hacer esto me hace sentir útil, me da una razón para creer que no todo está perdido, porque las personas a pesar de las condiciones en las cuales viven, no pierden la fe y la esperanza”, relata Favio Dell’ Aquila, que entró a M2 para darse la oportunidad de tomar cartas en el asunto, dejar de esquivar la realidad y empezar a transformarla.

María espera en la puerta del banco Supervielle, ubicado en Avenida La Plata y Rivadavia, donde vive con su marido y Uriel, su hijo de tres años. Mientras ella acomoda las únicas pertenencias que tienen, que son unas frazadas y cartones que lograron recolectar de la calle, Uriel juega con Mayra. “Lo que más me angustia es la situación por la que está pasando Uriel. La gente entra y sale del banco. Algunos ni los miran, y otros se apiadan un poco y les dan una moneda. A pesar de todo, él es feliz y siempre nos recibe con una sonrisa y sus juguetes”, dice la integrante de M2, conmovida.

Los chicos de M2 se dividen en grupos, dependiendo de los que hayan ido. Algunos van hasta Avenida La Plata y regresan al COV, mientras que otros llegan hasta Plaza Pueyrredón, conocida como plaza Flores, y vuelven por la vereda de enfrente. Una vez finalizado el recorrido, los integrantes se juntan, comentan cómo les fue en la caminata y comparten sus experiencias. En una de las últimas recorridas, unos voluntarios se encontraron en la puerta de una galería con José, que les contó que lo echaron de la panadería donde trabajaba por tener SIDA y que por eso quedó en la calle. Los jóvenes charlaron con él y le recomendaron hacer la denuncia en la policía ya que por ley está prohibido despedir a alguien que esté en su misma situación, lo que el hombre de 54 años desconocía. El otro grupo se detuvo cuando vio a Luis, a quien suelen encontrar en Parque Rivadavia, cerca de los puestos de libros, y como es usual, sin salir de su habitual “hola”, “bien”, “gracias” recibió muy amablemente la comida y volvió a agachar su cabeza.

La comida que reparten la pagan y cocinan los miembros del grupo, ya que no reciben ningún subsidio ni aporte del Estado. Sin embargo, en algunas ocasiones reciben viandas de colegios públicos de la zona. Los alimentos que se distribuyen varían dependiendo de la época del año en que se encuentren: en verano llevan jugo, sándwiches, frutas y alfajores; mientras que en invierno la sopa es lo primordial, pero también se entregan sándwiches y barritas de cereales.

“En una de las noches nos encontramos con Leandro –detalla Ramiro Benavidez, otro de los chicos que conforman M2–. Estaba leyendo un libro acostado en un colchón junto a su novia. Leandro asiste a la escuela nocturna, estudia y se saca buenas notas. Siempre hace un gran esfuerzo por ir limpio y presentable, pero no supera la vergüenza que le causa vivir en la calle y siente cierto tipo de discriminación de parte de sus compañeros. En un momento trató de regalarnos un libro y le dijimos que no. Después nos arrepentimos, ya que entendimos que le damos un valor a lo material que evidentemente él no”.

Metro_Cuadrado_2

Los voluntarios tienen alrededor de 20 años y asisten a unas 25 personas por noche

“Este grupo no es la solución a la problemática social latente en todos los barrios, ciudades y rincones de esta tierra y tampoco intenta serlo, simplemente ayuda a mitigar las carencias constantes que padecen las personas. La realidad es tétrica pero a la vez es esperanzadora, creo que cuanta más gente decida intervenir mejor vamos a ser como personas y como sociedad. Todo cambio, sin lugar a dudas, empieza por uno mismo”, reflexiona Favio.

Cómo colaborar con M2

Si querés colaborar o sumarte a M2 podes hacerlo mediante el Centro de Orientación Vocacional (COV) de Caballito, ubicado en Nicasio Oroño 54. Está abierto los días martes y jueves de 10 a 13 y de 18 a 21, miércoles de 18 a 21, y los sábados de 16 a 19. También para más información llamá a los teléfonos 4431-7160 ó 4600-5560. Además, se pueden hacer consultas vía mail: covcaballito@gmail.com o enterate de más actividades en www.covcaballito.com.ar.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.