CUÁLES SON LAS PROBLEMÁTICAS EN LA DIFUSIÓN DEL FÚTBOL FEMENINO


Tres futbolistas y una periodista especializada hacen un repaso por los puntos en los que se podría mejorar.

Por Yamila Grassi y Jordi Galvis

El 16 de marzo del 2019 el fútbol femenino se profesionalizó. A raíz de este hecho, nos pusimos a analizar sobre qué avances hubo y qué cuestiones todavía siguen sin resolverse. Hay muchas quejas respecto a lo que sucedía antes (y sigue sucediendo) dentro y fuera del deporte. Para eso, Florencia Salazar, jugadora de San Lorenzo; Ludmila Orosco, jugadora de Nueva Chicago; y Aylén Montiel, de Huracán, nos dieron su opinión.

Florencia Salazar, San Lorenzo de Almagro

Florencia cuenta que las redes sociales y los diferentes medios de comunicación son de ayuda al momento de la difusión y así lograr que crezca el fútbol femenino. Está muy cómoda en su club y asegura que, tanto la gente del club como el hincha, siempre la apoyan y eso genera algo único. “Una futbolista invierte mucho en su carrera tanto en la alimentación como en los materiales y el viaje. El que puedan ayudarte en lo económico es algo muy importante”, refiriéndose a las cuestiones económicas. Sabe que muchas deportistas tienen otro trabajo para poder mantenerse: “Es un sacrificio enorme, donde vale más la pasión por el fútbol que otra cosa”. En su caso, San Lorenzo tuvo la oportunidad de jugar en el estadio principal. Para ella fue una experiencia hermosa. El poder escuchar las canciones y el aliento del hincha la hacen querer seguir viviendo esta experiencia única. Cree que el dejarlas jugar en la cancha principal sería un gran paso para todos los clubes.

Ludmila Orosco, jugadora de Nueva Chicago

Para ella la difusión está muy avanzada y exclamó: “Fue una alegría muy linda que el fútbol femenino se haya hecho profesional”. Cree que lo más importante es entrenar para poder cumplir los objetivos, como subir de categoría y que también, sobre todo, el poder pasarla bien. Con respecto a cómo se podría ayudar en la difusión: “Que sea el partido preliminar de la primera de los hombres y jugar antes que ellos el mismo día”

Aylén Montiel, arquera de Huracán

Las condiciones en las que juegan son muy buenas, pero actualmente están jugando de local en Sacachispas. Ellas están muy agradecidas con el equipo de Soldati por el espacio que le dan: “Nos trataron y tratan como si fuésemos jugadoras de su club”. Con respecto al jugar en la cancha oficial, asegura que tiene que haber otros factores que acompañen este desarrollo: “Obviamente que todas las jugadoras queremos jugar en el estadio del club que representamos, ya que no es nada más ni nada menos que lo que nos merecemos. Pero entendemos que hay muchas cosas para trabajar antes de hacerlo”, afirma la jugadora del Globo. En cuanto a la visibilización, nos dice que Huracán depende de la prensa oficial, la transmisión de los partidos y la prensa partidaria del club. También opina que los resultados que su equipo genere les podrían aportar una mayor difusión, entendiendo que esto depende de ellas y el cuerpo técnico.

 Cree que el fútbol femenino avanzó mucho a comparación de años anteriores pero que están muy lejos de lo que quieren. “Se sigue necesitando el apoyo de la AFA. No es cuestión de estar un año y después soltarnos la mano. Se necesita invertir en esto y es lo que queremos. Muchísimos equipos tienen mucho potencial, pero algunos no tienen el apoyo que se necesita para poder explotarlo”, dice Aylén.

Ayelén Pujol, la voz de una periodista especializada en fútbol femenino

Ayelén Pujol, periodista especializada en futbol femenino, cree que la difusión a aumentado: “Era parte de un proceso que se venía dando después de la huelga que había hecho la selección”. Para Ayelén, empezó a haber una articulación entre el feminismo en las calles y en las canchas: “Me parece que se empezaron a notar y hacer muy fuertes las desigualdades porque en el fútbol son enormes”.

A la hora de entrevistar a las jugadoras, ella señala que cuesta que les pregunten sobre el juego. Muchas veces se les da más lugar a las historias de vida que al análisis del juego. Por el lado económico, cuenta que hay jugadoras que tienen hasta triple jornada laboral y que eso se refleja en el rendimiento. Los clubes que tienen una mayor inversión en el fútbol femenino como Boca, River, UAI y San Lorenzo, son los que a la larga logran mejores resultados por las condiciones de entrenamiento, las cuestiones salariales, entre otras cosas que facilitan su desarrollo. “Hoy en día un contrato de trabajo te da la posibilidad de tener obra social y aportes. Eso ya es una reivindicación muy grande que te da dignidad a tu vida”, dijo. Y resaltó lo importante que es el simple hecho de que les paguen por lo que hacen.

En cuanto a la visibilización que está teniendo el fútbol femenino, asegura que la elección de días y horarios las perjudican, por el hecho de que varios de los partidos son en horario laboral: “Creo que el partido que jugó Argentina contra Panamá, para clasificar al repechaje a la Copa del Mundo, maca un modelo a seguir. Si bien fue un día de semana, pero fue a las ocho de la noche, con entrada gratis y con una buena difusión”. Ahora, gracias al crecimiento que está logrando esta disciplina, las niñas y jóvenes que hoy quieran jugar al fútbol van a tener una referencia clara y, en un futuro, logren ser jugadoras profesionales.

Otros motivos que también podrían influir

Oferta y demanda

La oferta y demanda de un producto, servicio o bien siempre es indispensable en los conceptos básicos de la economía y se aplican en muchas cuestiones. El futbol femenino no es la excepción. No se acerca para nada a la enorme demanda que tiene el futbol masculino. Esto se debe a que el deporte integrado por los hombres tiene alrededor de un siglo en el que se profesionalizó y se ha ido mejorando con el paso de los años. Fue capaz de captar la atención de los espectadores, aunque al principio tuvo sus detractores. Hoy en día en considerado el rey de los deportes, ya que son muchos países en los que se lo practica y también se tiene montado una infraestructura colosal. El femenino, en cambio, es muy reciente y falta crear más vínculos con la audiencia en general. Si bien, como todo lo nuevo, no tiene quizás la elegancia o la estrategia del masculino, esto no quiere decir que no pueda mejorar. Se debe llamar la atención, de una forma que sea la adecuada para que el deporte femenino vaya sumando espectadores e hinchas.

Posible mala propaganda y marketing

Hay una posible mala propaganda y marketing. A veces, la forma en la que se encara la difusión en los medios y las redes no son la adecuadas. Esto hace que algunos espectadores pierdan interés en el futbol femenino. Es una posibilidad, ya que hay casos en los que una mala difusión genera rechazo en algunos estratos de la sociedad por las formas en las que se pueda llegar hacer (Además de las cuestiones involucradas).

Mala administración

La AFA está constantemente siendo reclamada por las futbolistas femeninas. La mayoría de ellas reclaman que hay una pésima gestión. Esto no es relativamente nuevo, ya que también hay descargos por la parte masculina. Lo cierto es que el ente rector del futbol de argentina no ha podido solucionar muchos problemas que vienen teniendo los equipos y si les da una solución es apenas un pequeño parche.

Comparaciones con otros países

España

Hace unos meses tuvo un récord mundial en cuanto audiencia de clubes se trata. Más específicamente del duelo de Atlético de Madrid- FC Barcelona, en el cual tuvo 60739 espectadores. Desde la temporada 18/19 se viene gestando el uso de los estadios oficiales. Esto se trata de un proyecto estratégico entre los diferentes clubes y La Liga para dar visibilidad y, por consiguiente, mejorar su profesionalización. Cabe también resaltar que todavía se sigue trabajando en muchos clubes, pero están dando sus pasos para ir progresando de a poco.

Estados Unidos

Es el máximo exponente de este deporte y no es para menos. Tienen una infraestructura montada desde el año 1972, en cuál una ley bautizada como “Title XI” obligó a las universidades a crear programas deportivos dedicados exclusivamente a sus mujeres. Esto trajo beneficios en todo el país norteamericano, ya que hay una gran masa de chicas que juegan al futbol.

Tienen condiciones adecuadas para que cada vez haya más competitividad y mejor nivel. De hecho, se estiman que hay entre 400 y 500 equipos contando solo para las jugadoras de 18 a 22 años. Desde pequeñas se las va instruyendo para su mejoramiento constante.

Alemania y Japón

Éstos países comparte similitudes, ya que ambos están apostando constantemente al futbol femenino en sus respectivos países. En el caso de Alemania, podemos atribuir que viene de un proceso desde 1982 en el que se profesionalizó el futbol. Y apuesta por la calidad de sus futbolistas. En el caso del país nipón apostó por el proyecto con la metodología Ekkono desde el 2012.  Consiste en dos programas: Uno dirigido a técnicos de todo el país y, el otro es una mejor metodología de entrenamiento para los centros de alto rendimiento, tanto masculinos como femeninos con los que cuenta la federación japonesa en el país.

Si bien estos países tienen una situación económica y de gestión muy distintas a la de Argentina, es no significa que no se puedan imitar algunas cuestiones que se han llevado a cabo para tratar de mejorar el futbol local y su infraestructura.

Leave a Comment


Your email address will not be published.