EL CAMBIO ES INEVITABLE


Lo dijo Néstor Kirchner en uno de sus discursos refiriéndose a la juventud. Hoy, la consigna parece ser la que mejor se ajusta para ilustrar el horizonte del kirchnerismo.Por Natalia Villarroel Flores

Murio-ex-presidente-Nestor-Kirchner_CLAIMA20101027_0112_4

La jefa no se va, junto al pueblo en la calle va a estar…
Los cantos llenan la madrugada previa a la veda electoral, mientras militantes de todas las agrupaciones políticas kirchneristas salen a empapelar y pintar la ciudad con los nombres de los candidatos. No pasan los 35 años. Puede notarse en el entusiasmo y energía que le ponen a la larga noche. Manifiestan alegría por la próxima jornada electoral y por la campaña. Aseguran que la conducción de este proyecto es Cristina y que la confianza que le tienen es plena. Sostienen que el candidato a presidente Daniel Scioli seguirá profundizando el proyecto que comenzó Néstor Kirchner: “Cristina se va del gobierno pero no de la política. Cristina es la conducción y de eso no dudamos”.

Sin embargo, cuando la pregunta es qué pasará después del 10 de diciembre con los jóvenes y la militancia, sin Cristina en el gobierno, se plantean dudas y miedos. Sobre todo si se toman en cuenta los malestares que se notaron en la campaña presidencial entre los miembros de la misma fuerza. Con atención puede verse que hay grandes diferencias entre el kirchnerismo más duro y comprometido, y el sciolismo, quienes aparecieron en el último tramo disputando y exigiendo un lugar de mayor protagonismo. No es que no lo tuvieran, pero el énfasis que están poniendo en esta pelea es mayor: “su” candidato será el nuevo presidente. Frente a ello los jóvenes kirchneristas optaron por demostrar que no es solamente un candidato, es todo un proyecto de país y a futuro que los mueve.

Así lo resume Damián Rilo, presidente porteño de Solidaridad + Igualdad: “Cuando nos preguntan por qué luchamos, todos sabemos la respuesta: por el proyecto nacional y popular, por el poder popular.. No lo hacemos por candidatos sin proyectos, lo hacemos por un proyecto que tiene candidatos”. A su vez Victoria Montenegro, candidata a diputada del FpV por la Ciudad de Buenos Aires, coincidió en que “sea quien sea el nuevo presidente, la militancia se va a enfrentar a un momento de gran crecimiento, debe estar muy activa, atenta y seguir profundizando el modelo. Lo conquistado en estos años es del pueblo y nadie se lo va a quitar si los defendemos. Hay que marcar el camino, tanto los compañeros que institucionalmente tengan un cargo, como los militantes territoriales”.

Esta convicción está tan arraigada que disipó la sensación de desconcierto sobre el futuro de la juventud sin Cristina en el poder. No saber quién sería “el” candidato había generado largos debates y discusiones en unidades básicas y locales partidarios, a principio de año, cuando comenzaban las batallas por las distintas campañas electorales. La sensación de orfandad lleva a una maduración mucho más profunda y comprometida. Con el lema “Cristina conducción”, la juventud aceptó y salió a las calles a militar. La seguridad que tienen en “La Jefa” es inalterable y confían en su decisión y en que Scioli es la continuidad del modelo que comenzó en el 2003. Si esto no llegara a pasar se lo harán saber, aseguran.

“El proyecto que encabezó y nos propuso Néstor Kirchner es a favor de la vida. Si no nos hubieran devuelto la dignidad como pueblo, no podríamos pensar en el futuro”, concluyó Montenegro.

Dos modelos, dos futuros

El slogan de la campaña electoral fue: “No elegís un diputado, elegís un país”, haciendo hincapié en dos tipos de futuros antagónicos para la Argentina.

Victoria Montenegro profundiza sobre esta idea: “En estas elecciones se elige realmente dos modelos de país. Uno a favor de la vida, de los derechos de todo el pueblo, de la dignidad. Y el otro representado por Macri que quiere volver al neoliberalismo de los ‘90 o por Massa, que nos propone la Doctrina de Seguridad Nacional, militarizando la sociedad y el territorio. Con la memoria, verdad y justicia que recuperamos los últimos 12 años, no podemos permitirnos volver a eso”. Para ampliar esta opinión, Rilo detalló: “Estamos convencidos de que la política tiene que conducir el destino de nuestro país y de que no hay política sin el sujeto consciente de la militancia. Desde el 2003 se volvió a darle un lugar protagónico y en eso tampoco vamos a dar ni un sólo paso atrás. Nuestra lucha y esfuerzos están dirigidos hacia la continuidad, no con magia, sino a través de la política”.

¿Un anticipo de lo que se viene?

El miércoles, durante el cierre de campaña en el Luna Park, el principal orador fue Axel Kicillof, cabeza de la lista de diputados. Sin embargo, toda la atención estaba en las tribunas agolpadas de gente. Con el rumor de que era posible que asistiera Daniel Scioli al acto, algunos sindicatos se hicieron presentes. Tal es el caso de UPCN, quienes al confirmarse que no estaría el candidato a presidente fueron retirándose en silencio y de a poco, hasta dejar la bandeja casi vacía.

Con el sindicato de Taxis, pasó una historia similar… los canciones que normalmente en estos actos son uniformes, se transformaron en una batalla de cánticos entre los jóvenes kirchneristas y las organizaciones más pejotistas del Sciolismo. Mientras la juventud cantaba “somos los soldados del pinguino”, los otros no lo hacían y hasta intentaban taparlos con letras distintas.

What others say about : EL CAMBIO ES INEVITABLE..


Leave a Comment


Your email address will not be published.