PRONÓSTICOS Y DESAFÍOS PARA LA ARGENTINA PROGRESISTA QUE (NO) SE VIENE


¿Dónde quedará parado Progresistas de cara al futuro? ¿A qué se debe su baja performance en las elecciones? ¿Perdió seducción el discurso de centro-izquierda? ¿Qué rol ocupará el kirchnerismo de ahora en más? Aquí, un mapeo de la cuestión.

Por Juan Cruz Carrique, Magdalena Caviglia, Andrea Roques Zeballos y Julieta Di Carli

image562e558c0426c0.78471884

“Somos la única fuerza con identidad progresista y de centro-izquierda” ha dicho, una y otra vez, Margarita Stolbizer durante su campaña. Sin embargo, el bajo caudal de votos que ha logrado su espacio en relación con el de los tres principales candidatos –“los candidatos de Menem y de la derecha”, según Humberto Tumini, secretario general de Libres del Sur– deja en evidencia que las “fuerzas progresistas” necesitarán de un profundo replanteo para volver a posicionarse con posibilidades ciertas dentro de la política nacional.
Consultado por esta situación, Manuel Garrido, candidato a diputado nacional de Progresistas por Capital Federal, señaló que “la centro-izquierda va a tener que debatir de cara al futuro frente a lo que seguro va a ser un nuevo realineamiento de los espacios políticos después del vaciamiento de UNEN y del alineamiento del principal partido de la oposición, el radicalismo, con la derecha liberal.” Diputado electo por la UCR durante el período 2011-2015, Garrido también se refirió al “fracaso total” que representó para el radicalismo la alianza que llevó a cabo Ernesto Sanz con Mauricio Macri y se lamentó, dado que allí no sólo “se perdió la identidad de un espacio político” sino también la posibilidad de que UNEN se erigiera como una opción realmente fuerte de cara a las elecciones.
Por otra parte, cabe pensar que a partir del recambio de referentes y proyectos políticos que se vendrá a partir de diciembre, una importante porción del kirchnerismo de tendencia de centro-izquierda quedará alejado de las esferas del poder del Estado. Entonces, ¿será acaso ésta una posibilidad para que partidos –o desprendimientos de ellos- enfrentados durante los últimos años por la coyuntura, como es el caso del Frente para la Victoria con el GEN, el socialismo y Libres del Sur, puedan reencontrarse y formar un frente “progresista” más amplio?
Aunque no descartó del todo la posibilidad, Humberto Tumini dejó en claro que no sería nada fácil que una alianza de este tipo pudiera concretarse, ya que “si bien ellos [los kirchneristas] han esbozado posiciones de discurso progresista, permanentemente nos han acusado de ser funcionales a la derecha”, y aseguró que lo más importante ahora para Libres del Sur –y para Progresistas en su conjunto- es “hacer una fuerza de oposición significativa en el Congreso, en la calle y en la vida política porque lo que se viene es un gobierno de centro-derecha.”

Leave a Comment


Your email address will not be published.