EL CONSULTORIO INCLUSIVO DE MORÓN EN CRISIS


Hace dos años en el partido de Morón nació el Consultorio Inclusivo como una articulación entre el Ministerio de Salud de la Nación, la organización social Conurbanos por la Diversidad y el Municipio de Morón. El espacio desde entonces funciona en los consultorios externos del Hospital Municipal: atiende personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales de manera gratuita y sin turno previo. Hoy, esa área está en crisis y podría cerrar sus puertas.

13510905_1009295529178509_1859253288915470857_n

Desde la asociación Conurbanos por la diversidad denuncian que a partir de diciembre del año pasado, con la nueva gestión del intendente macrista Ramiro Tagliaferro, se está produciendo un “vaciamiento” de los Consultorios inclusivos para la salud por la diversidad sexual. “Actualmente, se está garantizando la atención a quienes ya venían con tratamientos iniciados, pero se procura no ingresar nuevos pacientes debido a la imposibilidad de brindar un horizonte de certidumbre sobre la continuidad en los tratamientos y estudios necesarios”, explicó Diego Bocchio, integrante de la asociación.
Bocchio aseguró que “desde el cambio de gestión municipal en diciembre de 2015, se han desmantelado las articulaciones al interior del Estado local y los programas municipales que apuntalaban el funcionamiento de este espacio en particular”. Y añadió: “Si el Municipio de Morón no se hace cargo de sostener esta política pública, para lo cual tan sólo se le pide una mínima inversión presupuestaria -lo que hace falta entonces, centralmente, es voluntad política- el CI deberá cerrar sus puertas en las próximas semanas”.
Cada viernes, las y los pacientes se reúnen en la sala de espera de los consultorios externos del Hospital de Morón esperando por ser atendidos. Con mate de por medio y algo para compartir, debaten acerca de su estado de salud y se aconsejan entre sí. “Desde que vengo al consultorio me fui reconociendo de otra forma y pude construir mi identidad como yo quería.. El consultorio ocupó un lugar muy importante en la construcción de mi identidad y mi personalidad, pero ahora estamos en un futuro incierto”, aseguró Emily, de 29 años, paciente del CI.

whatsapp_image_2016-11-03_at_22-37-33

Según explicaron desde Conurbanos por la Diversidad, el espacio lleva cerca de 500 atenciones a la población LGTBI de la zona oeste y otras regiones del Conurbano y de la Capital, aunque también ha recibido pacientes procedentes de otras provincias del país. “Se garantiza un trato digno y sin discriminación, atención médica de calidad, asegurando la confidencialidad de la consulta”, explicó el integrante de Conurbanos por la Diversidad.
“Su novedosa tarea en materia de salud pública inclusiva ha sido objeto de análisis y trabajos académicos y comunicacionales de universidades y centros de estudios del país y del exterior, siendo visitado el año pasado, por ejemplo, por un periodista de la revista New Yorker de Estados Unidos. También lo han visitado activistas de diversidad de distintas latitudes del planeta, que han elogiado su servicio a la comunidad”, aseguró Bocchio.
En cuanto al apoyo que recibió el CI antes de la nueva gestión, explicaron que participaban del proyecto la Secretaría de Políticas Sociosanitarias y Abordajes Integrales, a través de tres áreas: la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad, la Dirección de Políticas de Género y la Dirección de Derechos Humanos. La Secretaría de promoción del Empleo y la Economía Social. Y se articulaba con el Programa Municipal de Abordaje del Padecimiento Humano en la Comunidad. A partir del cambio de gestión municipal en diciembre se cayeron todas y cada una de esas articulaciones y apoyos. Es más, en julio fue desmembrado el programa de abordaje del padecimiento humano en cuyo marco participaba una psicóloga del espacio de atención del Consultorio Inclusivo.
Actualmente, se denuncia que el Municipio no está destinando parte del presupuesto para el funcionamiento del Consultorio. “No hay ninguna asignación presupuestaria municipal para el funcionamiento del Consultorio Inclusivo. El Municipio hoy destina cero fondos a esta política”, explicó Bocchio.
Además, en el importante tratamiento que llevan adelante los y las pacientes, dejó de prestar atención la psicóloga. “Hasta abril de este año contábamos con una psicóloga. La transición de género, como el tratamiento psicológico debido al proceso integral tanto de reconocimiento de una misma como el reconocimiento de la sociedad, tanto los procesos complejos que tiene que pasar una persona transexual al cambiar integralmente su vida, necesitan un acompañamiento psicológico, lo cual ahora no lo tenemos”, reconoció Emily.

Movilización y apoyo contra el cierre del consultorio
El viernes 14 de octubre, la comunidad abrazó al consultorio inclusivo de Morón tras la amenaza de su posible cierre. Vecinos y vecinas de Morón, trabajadores y trabajadoras de la salud, pacientes, organismos de Derechos Humanos, agrupaciones políticas y sociales, y organizaciones de diversidad sexual de diferentes partes del país se movilizaron en la puerta del lugar para reclamar al intendente Ramiro Tagliaferro la continuidad de este espacio para la salud.
La protesta contó con una radio abierta de la mano de FM en tránsito, un acto político de repudio público al accionar del Municipio de Morón contra los espacios de Derechos Humanos y Diversidad sexual, y concluyó con un abrazo simbólico que rodeó la esquina en la que está ubicado el consultorio.
“Estoy acá en nombre de las Madres de plaza de Mayo línea fundadora”, comenzó Norita Cortiñas cuando le cedieron la palabra, y continúo: “Estamos acá para pedirle a las autoridades que tengan en cuenta que es el estado el que tiene que atender estas necesidades, y de ninguna manera cerrar este espacio que tan necesario es”.
Desde la organización por los Derechos Humanos, “Asociación Seré por la memoria y la vida”, aseguraron que “estamos acá para acompañarlos en este abrazo, en este consultorio que quieren cerrar, que quieren sacárselos porque Tagliaferrro y Macri van siempre en contra de los Derechos Humanos”.
Mientras que Diego Bocchio agradeció a los presentes y añadió que “es muy doloroso que esta construcción que nos llevó más de cuatro años, que nos demandó mucho esfuerzo y amor, ver como en diez meses lo tiran abajo”, y agregó: “Lo que pasa acá en Morón con el consultorio inclusivo es lo mismo que está pasando a nivel nacional y provincial, el desmantelamiento y vaciamiento de políticas de derechos humanos, de género, y de diversidad sexual”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.