EL PODCAST SALE DEL CLOSET


A través del podcast, Gustavo Casals cumple el doble rol de psicólogo y comunicador LGBT utilizando a la cultura popular como disparador. “La sexualidad es tabú, no la diversidad sexual”, aclara de movida.

Por Sol Lereah (@SolLereah) y Cristian Calavia (@anteojosgruesos)

Foto: Daniel Lipszyc

Foto: Daniel Lipszyc

Suena el timbre. “Hola, soy Gustavo”, dice la voz a través del portero eléctrico. Al abrir la puerta del departamento, entra un hombre cuarentón de dos metros de altura con anteojos gruesos que se entusiasma con la idea de compartir mates y facturas. “Desafío los estereotipos de masculinidad porque soy un tipo enorme de barba, pero también puedo tirar plumas como el peor”, advertirá a lo largo de la charla. Al igual que en los podcast que realiza, el psicólogo y comunicador Gustavo Casals es claro y concreto en sus respuestas: “A la gente le incomodo porque espera encontrarse con un puto bien machote y no es así. Estar fuera del closet es una posición política y yo siempre estuve fuera del closet”.

Las minorías encuentran en el podcast un lugar que no tienen en los grandes medios de comunicación. El formato está en pleno crecimiento en Argentina y proporciona a los oyentes la posibilidad de informarse sobre temas específicos cuándo y dónde quieran. “Intentamos bajar a la cultura popular temas que no están bien tratados en los medios o que directamente no están”, explicó Casals sobre Psiqué y Cupido, el podcast en el que utiliza a la farándula local e internacional como disparador de tópicos relacionados a la diversidad sexual y su influencia en los vínculos familiares e interpersonales.

[800] Psique_y_Cupido (Copiar)

-¿La diversidad sexual continúa siendo un tema tabú en la sociedad?
-La sexualidad es tabú, no la diversidad sexual. Si creemos que sexualidad es que en Showmatch aparezca una mina en culo, estamos equivocados. La sexualidad tiene que ver con un montón de otras cosas, es más que coger. Según Freud, ‘la sexualidad es la muerte’: nos incomoda más allá de lo intelectual a un nivel que no podemos poner en palabras. La homofobia y la transfobia son reales e intelectuales. Hay gente a la que la comunidad LGTB le genera una cosa visceral por incomprensión y falta de información.

Con más de cuatro décadas a cuestas de fanatismo por la televisión y las historietas, Gus Casals comenzó a desempeñarse como opinólogo de series en La podcast y actualmente conduce, junto al periodista Luciano Banchero, Alfred Pennyworth presenta y Psiqué y Cupido a través de la plataforma de escucha on line, Posta FM. También colabora en El vahído, un semanario de crítica social, política y cultural del colectivo LGTB en FM La Tribu. “No tengo un editor ni una línea editorial que seguir, puedo hablar de lo que quiero cuando quiero: si estoy haciendo un podcast que habla de cómics, meteré la temática LGBT relacionado a los cómics porque tampoco quiero traicionar la confianza del oyente”, destacó.

-¿Te considerás un referente de la comunidad LGTB?
-Entiendo que tengo un rol en esa comunidad, en mi comunidad. No lo siento como una responsabilidad en el sentido negativo. Al contrario, estoy totalmente cómodo y permito que mi experiencia LGTB tiña todo lo que hago: es mi forma de hacer activismo. Siempre estuve fuera del closet.

-¿Qué rol juega la cultura en la naturalización de la diversidad sexual?
-Diez años atrás, cuando hablaba de una travesti probablemente usaba pronombres masculinos, todos mamamos de chicos cosas que no están bien. Nuestros padres pueden haber sido racistas, antisemitas o gorilas en la realidad argentina, pero está en uno entender cómo crecemos y qué cosas vemos de otra manera a través de nuestra propia experiencia. Ninguno de nosotros es un producto terminado. Hoy en día se problematiza y se discute: tenemos la posibilidad de mejorar.

El 15 de septiembre de 1973, el Consejo de Administración de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría determinó que la homosexualidad dejara de ser considerada una enfermedad. Tres años más tarde, Jodie Foster debutaba en la pantalla grande de la mano del director Martin Scorsese en Taxi Driver. “Jodie fue durante muchos años el caso más emblemático del closet de cristal: todo el mundo sabía que ella era lesbiana, cuál era el nombre de su pareja y que tenía hijas con su mujer”, dijo Casals sobre el concepto que se refiere a las personas homosexuales que transitan libremente su sexualidad en la vida privada sin haberla declarado oficialmente en el ámbito laboral.

-¿Cómo creés que está representado el colectivo LGTB en los productos de la cultura popular?
-Creo que no está bien representado, pero hay muchas excepciones. Orange is the New Black tiene una apertura a otros grupos etarios, a otras razas y a otras feminidades, pero no está haciendo escuela. Necesitamos una mejor representación de las mujeres, de las minorías raciales y de la diversidad en general o productos que sean específicos para consumo de la comunidad. Sense8 es la nueva serie de los hermanos Wachowski, ahí todo es forzado: hay un puto, una torta, una mujer trans, un negro, un chino y otro de la India. Todo junto aburre y genera superficialidad. Diversidad por la diversidad misma no sirve para nada. Me parece mucho más valioso que en una serie súper mainstream como The Good Wife aparezca un personaje que es una mujer lesbiana y que sea una mujer lesbiana creíble.

[800] La_Podcast (Copiar)

-¿Considerás que la televisión y los televidentes argentinos están preparados para abordar con mayor profundidad temáticas referidas a la diversidad sexual?

-Uno de los hitos de la representación trans acá fueron Los Roldán, que hacían 40 puntos de rating y una de la protagonistas era Flor de la V. Era una mujer trans haciendo de mujer trans y eso es representación real. Un programa popular en el que la historia estaba tomada con bastante criterio para la época y para lo que sabíamos. No era perfecto pero hizo más en términos de visibilidad trans que otro tipo de productos. El público está preparado para cualquier cosa. Acá las limitaciones pasan porque no sabemos contar una historia que no sea un teleteatro y cuando hacés una tira diaria la calidad del producto baja. Tenemos los medios para hacerlo, la gente elige y quiere una buena historia que la entretenga. Uno de los programas más populares del 2014 fue Viudas e hijas del Rock and Roll, donde la historia descollante fue la de amor gay, al igual que pasó con Farsantes el año anterior.

-¿Qué le aporta a tu rol de comunicador tu profesión como psicólogo?
-Estoy saliendo del closet como comunicador. A mi la universidad me enseñó a pensar, a estudiar, a presentar contenidos, a debatir y aceptar que el debate no es una cuestión personal. Quizás en el podcast no se nota tanto, pero mi mejor herramienta como psicólogo es mi oído, no mi palabra.


¿Radio por Internet?
Un podcast es un episodio de audio, generalmente de corta duración, sobre un tema específico. Puede ser sobre stand up, animé, cine, televisión, cómics y muchas otras cosas. Sólo depende de que haya alguien con ganas de hacerlo y otro con ganas de escuchar. Formalmente, es un archivo de audio que puede descargarse por Internet para ser escuchado cuándo, dónde y cómo el oyente prefiera. La experiencia le ha demostrado a Gustavo Casals que “se puede seleccionar un tema que a uno le apasione, desarrollarlo y ponerlo ahí afuera para que el público lo encuentre”.

What others say about : EL PODCAST SALE DEL CLOSET..


Leave a Comment


Your email address will not be published.