ELBA: “EL LIBRO DE RECETAS QUE ESTOY POR PUBLICAR CUENTA MI HISTORIA”


Elba Rodríguez estudia enfermería, vive en Lomas de Zamora y no pensó que su vida podría llegar a cambiar gracias a su participación en el programa éxito de Telefé “Master Chef”, conducido por Mariano Peluffo.

Por Camila Critelli

“Todo comenzó cuando vi la publicidad y entonces entré a la página web, para ver los requisitos que pedían. Desde un principio pensé que necesitaban gente que supiera de gastronomía o que fuera estudiante, y yo jamás me había preparado. Mi familia fue mi gran consejera  y me trasmitió tanta energía positiva y fue así que decidí postularme. Pasé todas las pruebas hasta que quedé elegida”, recuerda.  Superó cada obstáculo  y enamoró con sus platos sencillos a los miembros del jurado Germán Martitegui , Donato De Santis, Christophe Krywonis. El domingo 27 de julio, se consagró como la gran ganadora del reality.  Obtuvo el título de la mejor cocinera amateur del país, además de 250 mil pesos, la posibilidad de editar su libro de recetas y una beca de estudio en una prestigiosa escuela de cocina. Sobre el libro de recetas, que está por sacar, asegura que todavía no está la fecha de venta ni el nombre y que se están barajando distintas opciones. “Es un libro que no sólo contiene recetas, sino que también hay una historia detrás de cada plato. Es un libro muy Elba. Son recetas que tienen que ver  con mi familia.  El libro tiene mucha carga emocional”, adelanta.

Elba sostiene que está enamorada con la producción del libro y que en él puede mantener su esencia, la misma que mostró en el programa. Con ansias espera  que salga ya para ver la respuesta del público.  “En cada receta, en cada historia que cuento, en cada imagen representada  dejé mi corazón”, se sincera. 

elba

Su paso por el programa

“No fue fácil estar frente al jurado y de las cámaras. Tenías que tener mucha creatividad, nunca sabías qué iba a tocarte, hasta que no veías los ingredientes o el desafío que teníamos que seguir.   A mí me pegó muy fuerte estar en el reality, me exigía en mejorar. Todo lo que aprendí trato de incorporarlo a mi vida. Los consejos del jurado eran siempre para que mejorara en cada emisión”, destaca. 

Elba afirma que disfruta de cada momento que está viviendo y confiesa que iba al programa con la mentalidad de decir “Hoy puede ser la última vez que esté”.  Se proponía a dar todo lo mejor de sí. Aún hoy está sorprendida por su triunfo, ya que dice que jamás imaginó que iba a ganar.

Su otra pasión

Además de la gastronomía, está estudiando enfermería en la Universidad de Lanús, dice que lo único que le falta es dar los finales para al fin poder recibirse. Trabaja también en el Área de Administración en la Unidad de Pronta Recuperación del Grupo 24 en Avellaneda.  Y no obstante a todas sus obligaciones, asegura que debe ponerse a estudiar en el curso que ganó en el programa y el titulo será de Chef profesional.

Sus grandes anhelos

“Todo lo que propongo lo ejerzo con mucha pasión. Mi gran anhelo es empezar a estudiar gastronomía y aprender más, ya que sueño con tener mi propio restaurant que se llame “Mis sabores”. Es difícil pero no voy a perder las esperanzas, voy a luchar por eso. Quiero compartir los platos de mi Norte, los platos tradicionales como el locro, las cazuelas.  Si sigo soñando ¿por qué  no tener mi programa de televisión? Me encantaría”, suspira pensante con muchas metas y proyectos que sabe que con tiempo y sacrificio los va a poder lograr.

Su gran sostén: La familia

Elba es hija de inmigrantes bolivianos. Su papá, Ceferino, es albañil y su mamá, Margarita, es ama de casa y fue empleada doméstica. Desde sus siete años empezó a experimentar en la cocina con arroz y fideos lo que serían sus primeros platos. Allí, en su hogar de un humilde barrio de Lomas de Zamora, dio inicio a su pasión culinaria.

Además dice que tuvo momentos buenos y malos en su infancia que le sirvieron. Está orgullosa de haberlos pasado porque hoy en día se siente más  fuerte y contenta con la familia que le tocó. Sabe  del esfuerzo que hicieron sus  padres para seguir adelante y eso influyó mucho en cómo es ella hoy. Dice que todo sirve, como  la frase: ‘lo que no te mata, te fortalece’. Y fue así en su  vida. Pudo salir adelante. “Hay un montón de personas que se tiran abajo, pero no hay imposibles y si uno quiere, teniendo muchas ganas, todo se puede”, alienta.

A la hora de decir quiénes son sus referentes en la vida, ella sin dudar dice que es su familia, pero en especial su mamá: “Ella tuvo que pasar por situaciones que no fueron fáciles, como no tener a su mamá, vivir una infancia muy sacrificada, irse de su país a los 20 años y no volver nunca más porque no tenía plata para viajar. Se desprendió de toda su vida, vino a Argentina para empezar de cero y logró formar su propia familia. La admiro profundamente”. Hace poco Elba compartió por la red social Facebook  una noticia muy importante y linda para los suyos. Su madre encontró a su hermano, luego de 30 años de búsqueda, pudieron hablar por teléfono nuevamente. El hermano de Margarita se fue de su casa en su adolescencia en Bolivia y nunca más supieron nada uno del otro, hasta ahora.

“Mi familia está orgullosa de mí, de todo lo que me está pasando. Son felices.  Disfrutan de mi crecimiento, es todo nuevo y lo están tomando con paciencia”, finaliza emocionada.

 

Leave a Comment


Your email address will not be published.