EN DEFENSA DE LOS DERECHOS POR LA DIVERSIDAD SEXUAL


Hace un año que la Defensoría porteña de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trans está en funcionamiento. Este organismo, sin precedentes en América Latina, se dedica a acercar las distancias entre el Estado y los reclamos por los derechos de las minorías sexuales.

Por Sol Lereah (@SolLereah) y Cristian Calavia (@anteojosgruesos)

5x_1

La Defensoría LGBT de la Ciudad de Buenos Aires es, a su vez, la primera en Latinoamérica. Nació en noviembre del año pasado por un convenio de cooperación entre la Defensoría del Pueblo porteña y la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT). Actualmente, atiende un promedio de 40 casos mensuales: la mayoría relacionados al incumplimiento de la Ley de Identidad de Género hacia las personas trans y de la Ley de Reproducción Médicamente Asistida hacia las lesbianas.

4x_4

Este organismo depende directamente de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y nació por la necesidad de que exista un espacio que atienda específicamente la violación a los derechos humanos de las minorías sexuales. Su objetivo es llegar a ser un centro integral de asesoramiento que garantice el acceso a la Justicia para la población LGBT. Lograrlo no será fácil: la difusión de esta iniciativa y la visibilidad de estas problemáticas son fundamentales.
“Somos una población que fue excluida de todos los sistemas durante muchos años y que no se acerca al Estado por sentir hostilidad y desconocimiento de su parte”, dijo su coordinadora, Flavia Massenzio. En relación a la Ley de Reproducción Médicamente Asistida, promulgada de hecho en 2013, aclaró que “lo que sucede con las obras sociales y las prepagas es una decisión casi arbitraria de no cumplir con una Ley que es absolutamente clara”.
Recetas, estudios clínicos, informes de laboratorio, formularios firmados por sus médicos, certificado de matrimonio y un extenso y burocrático etcétera son algunas de las documentaciones que las prepagas le exigen a cualquier pareja de mujeres que solicite una espermodonación (el proceso de fecundación a través de un donante), generando una barrera administrativa para acceder al tratamiento requerido.
En uno de los últimos casos difundidos por la FALGBT, la Defensoría de la Nación y la Defensoría LGBT debieron incitar a la empresa de medicina privada Swiss Medical para que le otorgue cobertura integral del tratamiento de reproducción asistida a un matrimonio de lesbianas. Para garantizar su cumplimiento, contaron con la colaboración de la Superintendencia de Servicios de Salud y realizaron un Convenio de Cooperación Técnica con el Ministerio de Salud de la Nación.
“La Defensoría LGBT es una política pública que surge del plan de ciudadanía LGBT, que es un documento que elaboramos con el Sistema de Naciones Unidas hace mucho tiempo desde la Federación”, declaró Massenzio. Los miembros de la organización llevan un registro de las consultas, intervenciones jurídicas y violaciones institucionales que han atendido en el transcurso del último año con la intención de difundir los datos por Internet. Sin embargo, el proyecto aún no cuenta con un sitio oficial, sólo posee una página de Facebook y un rincón en la web de la FALGBT donde figura el horario de atención, un número de teléfono y una dirección de mail.
Según el último informe realizado por la Organización Mundial de la Salud en 2014, la esperanza de vida de la comunidad trans en Argentina llega sólo hasta los 40 años. Los motivos principales de esto van desde la discriminación cotidiana hasta la mala atención en los hospitales, pasando por la falta de oportunidades laborales, los homicidios transfóbicos, el abuso policial y el mal uso de la silicona industrial.

2x_8

“Las denuncias más comunes tienen que ver con la comunidad trans, que es el grupo más vulnerado dentro de lo que es la población LGTB”, aclaró Massenzio. También agregó que, a pesar de ya haber sido reglamentado el artículo 12 de la Ley de Identidad de Género referido al trato digno, todavía hay un gran desconocimiento en la sociedad al respecto. En dicha reglamentación, se establece que “deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad” y que esto deberá respetarse en ámbitos tanto públicos como privados.
El organismo coordinado por Massenzio tiene convenios con defensorías de todo el país. Desde la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina, pasando por Mar del Plata, Vicente López, Rosario y Escobar. Según ella, esto tiene que ver con cómo se ha incrementado la llegada de este tipo de reclamos a través de la visibilidad de estos espacios LGBT, que “eran necesarios a la luz de estas realidades que crecen en la actualidad”.


La figura del Ombudsman y las repercusiones a largo del continente
La Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) es un organismo internacional que promueve la creación de Defensorías del Pueblo y fomenta la figura del Ombudsman alrededor del mundo. El significado de este término de origen sueco tiene su equivalente en el Defensor del Pueblo y es el responsable de velar para que los derechos de los ciudadanos no sean avasallados por el Estado. Este cargo público suele ser creado por la Constitución y reglamentado por ley. A partir del desempeño sin precedentes que la Defensoría LGBT porteña viene realizando desde el año pasado, la línea de trabajo de las Defensorías del Pueblo también ha variado: antes se ocupaban de los reclamos referidos a adultos mayores y de cuestiones de género, pero que ahora también se agregó uno de diversidad sexual. “Este tipo de acciones van a ayudar a que la población LGBT tenga mayor acceso a la justicia, porque de verdad sufrimos muchísima violencia institucional”, destacó Massenzio.

What others say about : EN DEFENSA DE LOS DERECHOS POR LA DIVERSIDAD SEXUAL..


EN DEFENSA DE LOS DERECHOS POR LA DIVERSIDAD SEXUAL | Cristian Calavia

[…] publicada en Eter Digital el 11 de noviembre de […]

Leave a Comment


Your email address will not be published.