EN LA CALLE, SIN TECHO Y ¿NEGADOS?


En plazas, locales cerrados y umbrales de edificios porteños viven y duermen 7251 personas. La mitad de ellos quedó en esta situación durante el último año según un censo realizado por 50 organizaciones sociales.

Por Victoria Perdomo, Daniela Contaldo, Analía Uzunoff

Luego de que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunciara la existencia de 1141 personas en situación de calle, más de 50 organizaciones sociales, entre ellas la Defensoría del Pueblo de Capital Federal, el Ministerio Público de Defensa Porteño y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) realizaron un Censo Popular y contrastaron la cifra. Se trata de 7251 personas afectadas, de las cuales 5412 viven en plazas, veredas y umbrales de edificios. El resto lo hace en paradores.

Los datos oficiales difundidos por el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, dan cuenta de un incremento de solo el 5 por ciento de población en situación de calle. Sin embargo, las organizaciones aseguraron que esa cifra se cuadriplicó.

“Nunca creí que iba a pasar por esto, me quedé sin trabajo, no pude volver a conseguir y tuve que rescindir el alquiler del departamento. No tengo familia ni nadie que me ayude y a esta edad se complica, para el sistema ya somos descartables”, se lamentó Juan R. (53). Hasta hace un año trabajaba como vendedor en una vinoteca que quebró y hace más de medio año duerme en las inmediaciones de Plaza Almagro junto a un colchón gastado y una valija de cuero gris.

En 2017, el 23 por ciento de los censados vivía por primera vez en situación de calle, pero hoy la cifra ascendió a 52 por ciento, lo que se traduce en 1461 personas que viven por primera vez sin paredes, a la intemperie, bajo las inclemencias del tiempo y expuestos a la inseguridad.

Yanina D. (38) alquilaba un cuarto en un hotel “La primera noche que dormí en una vereda me robaron todo. Yo estaba durmiendo y cuatro muchachos jóvenes me golpearon para sacarme las zapatillas, la poca plata que tenía encima y un celular viejito que me había regalado una vecina para buscar trabajo. Ellos también vivían en la calle, por eso no me explico cómo me robaron, yo estaba en la misma situación”, dijo.

De acuerdo al Censo Popular, el 80 por ciento de la población que vive en la calle son varones, el 19 por ciento mujeres, y el 1 por ciento, trans. Según sus registros, 871 son niños y niñas y 40 mujeres las que llevan adelante un embarazo.

 “El principal motivo por el cual las personas están por primera vez en la calle es la pérdida de empleo y la consecuente imposibilidad de pago del alquiler”, aseguró Leandro Vera Belli, sociólogo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). La situación laboral empeoró en los últimos años, lo que se transcribe en casi 2 millones de desocupados en el sector formal, que llegó a 10,1 puntos en el primer trimestre de este año, el nivel más alto desde 2006.

“El desempleo creció exponencialmente, se vio con mayor fuerza desde fines del año pasado. La mayoría de los despedidos fueron por la destrucción de empleos asociados al cierre de fábricas y pymes. En el primer trimestre más de 5 millones de personas buscaban empleo”, aseguró Claudio Lozano, economista y titular del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas.

Vera Belli (CELS) informó que el centro está trabajando en un documento final que estará disponible a partir del mes de septiembre, donde además del número de la población sin techo, incluirá el análisis de las variables del censo y un apartado con características de la población relevada durante los cuatro días en los que se realiza.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.