Fútbol y salud mental

Un estudio reveló en 2018 que el 38 por ciento de los futbolistas sufren de depresión y ansiedad.

Por Alejo Carrera
Edición de Diana Lorenzatti

“No somos robots”, había dicho el exfutbolista uruguayo Santiago “Morro” García refiriéndose a cuestiones personales, causales de su bajo rendimiento en el campo de juego mientras advertía que estaba pasando por un mal momento. Luego de estar seis meses inactivo debido a la cuarentena, su vuelta al fútbol se veía lejana, tan lejana como visitar a su hija en Uruguay. Estaba bajo tratamiento psiquiátrico y algunos días antes de su muerte, el actual presidente de Godoy Cruz, José Mansur, salió a declarar en los medios que García era un “líder negativo” y en un tono de burla dijo: “Lo voy a hacer correr por el pasto”. Refiriéndose al sobrepeso del delantero.

“Los psicólogos deportivos deben ser parte de la estructura de un plantel, pero no siempre es así. Muchas veces estamos limitados por la creencia del entrenador o dirigente de turno, o por cuestiones presupuestarias. Hay que generar cultura y educación para contar con psicólogos deportivos en todas los niveles formativos y profesionales”, comenta para ETERDigital Germán Diorio, psicólogo del plantel profesional de Vélez Sarsfield, uno de los cinco clubes de Argentina que cuentan con este tipo de apoyo. 








No somos robots
Santiago «Morro» García

La depresión es una enfermedad grave y silenciosa que afecta a muchas personas y los casos en el deporte van en aumento. Perder un lugar en el equipo, la mala relación con los compañeros, una lesión grave, no recuperar el nivel deseado y los problemas en la vida privada son algunas de las causas por las cuales los deportistas de alto rendimiento sufren este tipo de trastorno. “Hay muchos deportistas que están atravesando una situación depresiva y no son de público conocimiento debido a la privacidad, es por eso que es una estadística oculta”, redondea el licenciado Diorio.

Es recurrente en los sueños de los jóvenes, triunfar en los grandes clubes Europeos, jugar y recorrer el mundo. ¿Cómo afecta a un pibe “abandonar el nido”? ¿Cómo se preparan para dar el gran salto? ¿Qué rol juega la familia? “Es sumamente importante aclarar que en estas situaciones la familia juega un rol fundamental. Su apoyo, sus posibilidades económicas, su sostén afectivo, entre otros, son factores que van a incidir en el desarrollo posterior de su trayectoria. Además es esencial hacer un trabajo desde temprana edad para que en su adultez puedan desenvolverse de la manera más sana posible para que sea una experiencia saludable”, cuenta Martín Perli, triatleta y psicólogo especializado en el deporte, dejando en claro cuál es el “gran desafío” que debería asumir el deporte y sus principales agentes. 

El manejo de la prensa, la opinión pública y las redes sociales son otros de los puntos a trabajar en los que se enfoca Diorio. A falta de ese acompañamiento muchos deportistas terminan expuestos a las opiniones de los medios y las redes sociales contribuyendo a que el futbolista se sienta afectado en su rendimiento ideal. Dioro menciona que gran parte de su trabajo es ayudarlos a impermeabilizarse en este tipo de situaciones. Muchos medios deportivos exponen sin ningún tapujo la vida privada de los profesionales. Desde los conflictos que tiene con su pareja hasta los problemas en el vestuario. “La reproducción que realiza la gente sobre esos dichos televisivos tomados como una verdad absoluta se maximizan hasta la extremidad. No se debe naturalizar todo lo que se escucha por televisión. Muchos panelistas de programas televisivos, están allí sólo por su opinología”, remarca Perli en un análisis sobre la agenda de algunos medios deportivos.

Debido a la poca relevancia que tiene trabajar con la psiquis en el fútbol argentino, no existe ningún tipo de protocolo o formato para prevenir y detectar desde sus inicios esta enfermedad que afecta a poco menos de la mitad de los futbolistas profesionales. El licenciado Diorio habla de un “Formato Ideal” en base a una experiencia de trabajo en conjunto con su colega Matías Portes, en el plantel profesional de básquet de Oberá Tenis Club, equipo de Misiones que milita la Liga Nacional de Básquet. En este modelo de intervención se desarrolló durante dos meses una pretemporada mental en la que se ejercitaron de forma individual situaciones personales, objetivos y expectativas. Se realizaron testeos emocionales, reuniones de capacitación y preparación para la vuelta al trabajo luego del período de aislamiento. Una vez comenzada la liga se empleó un acompañamiento en competencia haciendo un seguimiento de casos individuales, envío de materiales de lectura y ejercitación, mensajes de enfoque pre y post partido, coaching, toma de encuestas de clima y acompañamiento de jugadores lesionados, entre otros. Este grupo trabajado física y mentalmente cumplió con el objetivo propuesto de mantener la categoría sin necesidad de jugar un Play Off final. 

El fútbol argentino necesita mutar, pasar de página y dejar la cultura machista y exitista. Es fundamental la inclusión de especialistas para prevenir finales trágicos.

Add Comment

Click here to post a comment