“HAY CLUBES QUE RECIBÍAN EL DINERO DE LA AFA E IGUAL NO LES CUMPLÍAN A LAS JUGADORAS”


La destacada futbolista de Boca, Ludmila Manicler, es una voz autorizada para contar la realidad de la actividad. En medio de su reflexión contó qué sucede en el aspecto económico desde la profesionalización y dejó otras frases picando como que “hay clubes que entrenan en la plaza” y que “sigue habiendo técnicos que maltratan a las jugadoras”.

Por Luz Maidana

-¿Qué cambió en el último año a partir de la profesionalización?

-El principal, la confirmación de los contratos remunerativos. Si bien en algunos clubes existía una ayuda de viáticos, con estos contratos mínimos cambian bastante las cifras. Con respecto a Boca, donde juego, son mínimos detalles que se modificaron. Desde el año pasado que tenemos la posibilidad de entrenar en la cancha de pasto natural ya exclusivo para nosotras. Los años anteriores, previo a la profesionalización, entrenábamos un día allí y otro día en la del parque de enfrente. Entonces eso se complicaba a la hora de preparar los partidos. Después, todo lo que respecta a la profesionalización por parte nuestra, la entrega, la disciplina, la seriedad con la que nosotros hacemos esta actividad, es la misma. En Boca son esos detalles; en el resto de los clubes, son los contratos con una remuneración.

-¿Qué reclamos están llevando aún adelante sobre la dirigencia de los clubes y de AFA en relación al presupuesto?

-Ahora con lo de la pandemia no se sabe nada. Previo a esto, se sabía que nosotras tenemos un contrato por temporada, que finalizaba a fines de mayo, primeros días de junio. La idea era que por parte de la dirigencia, se reunieran con cada una de nosotras y nos plantearan si continuábamos con ese sueldo o nos elevaban la cifra. Obviamente, eso también iba a depender de que el cuerpo técnico quisiera a la jugadora. En el resto de los clubes existieron luchas y reclamos, porque muchos no estaban cumpliendo con el contrato y el pago que realmente debían tener las jugadoras. En el primer año la plata venía por parte de la AFA, pero después tenía que ser mantenido por cada uno de los clubes. Todo esto me imagino que está entre comillas por lo del coronavirus. De todas maneras, no puedo hablar de algo que todavía no sucedió y espero que se mantenga de la misma manera. Lo que pasa es que lo veo medio imposible en aquellos clubes que recibían la plata por parte de la AFA y no les cumplían como correspondía a las jugadoras que ahora de repente puedan mantenerlo. La verdad,  no sé qué pasará. Ojala empiecen a aparecer sponsors y haya una movida por parte de los clubes para poder seguir solventando esta actividad de manera profesional.

-¿Cuáles son las mayores carencias de nuestro fútbol en la actualidad?

-A nivel general, la lucha continua que se sigue dando es para exigir un lugar de entrenamiento como corresponde. Hay clubes que entrenan en la plaza. Siguen siendo desplazadas por otras actividades para poder tener su lugar de entrenamiento. También la indumentaria como corresponde, que no sea enorme como la de los hombres. Tener un cuerpo técnico profesional. Hay muchos clubes que todavía siguen teniendo técnicos que maltratan a las jugadoras, que no tienen título de entrenador, eso es sumamente importante para el crecimiento de la actividad. Esto es una lucha constante que estamos dando y que tiene que ser de manera conjunta para todos los clubes.

-Completá la frase. El fútbol femenino debería…

-Podría decir muchas cosas… creo que debería tener la misma importancia que tiene el masculino. Si bien se están dando pasos importantes, todavía estamos muy atrasadas con respecto a cómo se ve por ejemplo en los países europeos, que juegan en estadios de primera división con mucho público, hasta con cuarenta mil personas.

-¿Sería justo que haya igualdad entre el masculino y el femenino?

-Tendría que haber sido justo desde siempre, no es que sería, sino que debe ser justo. Es una lucha que venimos teniendo hace un montón de años, que considero, y el resto también, que no debería de existir. La igualdad de género y la posibilidad de practicar un deporte debió existir desde siempre. Esto es una cuestión cultural de que el hombre debía practicar el fútbol y no la mujer.

-Último mensaje que quieras dejar…

-Que hay que continuar la lucha por este fútbol femenino. Tuvimos esta oportunidad de una semiprofesionalización y hay que continuarla, no solo por la parte remunerativa sino por las condiciones necesarias de esta actividad. Y que sea de una manera conjunta, que nos apoyemos entre todas las jugadoras. Aprovechar la visibilización de las redes sociales, estar más unidas que nunca, para que todas en todos los clubes tengamos las mismas condiciones y no quedarnos con estar en uno de los grandes equipos y conseguir logros individuales. Es una lucha que tenemos que hacer todas las futbolistas. Ojalá que cuando pase todo esto, vengan cosas mejores.

Leave a Comment


Your email address will not be published.