“LA COMUNICACIÓN NO ESTÁ ATRAVESADA POR UNA PERSPECTIVA DE GÉNERO”


Lo aseguró Cynthia Ottaviano, Defensora del Público, en el XI Encuentro de la Red PAR que se realizó el viernes pasado en la Defensoría del Público, bajo el lema “10 años de comunicación no sexista”.

Por Alejandra Koval

En el auditorio de la Defensoría del Público, que rebasaba de gente llegada desde los puntos más diversos del país, se realizaron dos debates sobre comunicación y género en el marco del XI Encuentro de la Red PAR, Periodistas de Argentina en Red, bajo el lema “10 años de comunicación no sexista”. Declarado de interés por el Senado y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el primer panel trató la realidad laboral actual de las periodistas y el segundo se centró en los estereotipos de género en los medios y la diversidad.
En primer lugar, se reivindicó la lucha por la excarcelación de Belén, la joven tucumana que sufrió un aborto espontáneo en un hospital público y la de Milagro Sala, dirigente del movimiento Tupac Amaru en la provincia de Jujuy que permanece ilegalmente detenida y ahora incomunicada. Asimismo, se manifestó el más fuerte repudio a las expresiones misóginas de Gustavo Cordera, el ex líder de la banda Bersuit Vergabarat, en el marco de una actividad pedagógica en la escuela de periodismo TEA. Se trata de tres episodios en los que el blanco es la mujer, que debe soportar el maltrato, la violencia de todo tipo, la discriminación y la deslegitimación en muchos ámbitos de su vida con la connivencia del poder político, económico, mediático y judicial.

Ottaviano 2

Cynthia Ottaviano, Defensora del Público y anfitriona, delineó el marco político e institucional de la problemática comunicacional y señaló que desde la asunción del gobierno de Cambiemos hubo una regresión en materia de derechos humanos y del derecho humano a la comunicación. “Los DNU y resoluciones firmados por el presidente han herido la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y han causado una mayor concentración de los medios –declaró– El Estado ya no cumple con su rol regulador y de salvaguarda de los derechos; hay una flexibilización en los controles sobre esos medios”. Y agregó: “En ocho meses, se han perdido más de 2 mil puestos de trabajo –muchos ocupados por mujeres– con distintos grados de conflictividad laboral, persecución sindical e ideológica, y hoy tenemos el doble desafío de profundizar los derechos y de sostener lo que se había logrado”.

“A las mujeres les resulta muy difícil acceder a puestos de liderazgo porque existe la discriminación al establecer la agenda periodística”

La periodista y docente señaló que la comunicación no está atravesada por una perspectiva de género, y que a las mujeres les resulta muy difícil acceder a puestos de liderazgo porque existe la discriminación al establecer la agenda periodística. “Hay muchas variables que impiden la jerarquización de las mujeres en la comunicación. No hay gerentas de noticias en la televisión abierta, y en a la radio Rock & Pop, por ejemplo, todos son varones. No hay una sola mujer”.
Como funcionaria, promovió un proyecto para que el derecho humano a la comunicación con la perspectiva de género fuera parte de la educación formal y que la Defensoría del Público pudiera acompañarlo en los espacios informales. Sin embargo, no logró la repercusión que se proponía en los ámbitos ministeriales, donde la mayoría de los directores y secretarios son varones y ni les preocupa incorporar mujeres.

red par

Dentro de la Defensoría, sin embargo, de ocho puestos jerárquicos cinco son ocupados por mujeres. El estatuto interno otorga una licencia de ocho meses, que no es de “maternidad” sino “filial”, pues no discrimina por género, y establece que a igual tarea corresponde igual remuneración.
En referencia a Milagro Sala y Belén, sostuvo que son víctimas de políticas clasistas, machistas y racistas y se preguntó si su destino hubiera sido el mismo si las detenidas fueran blancas, rubias y de ojos celestes. Sobre Cordera destacó: “Quedó como un marginal; es necesario poner en práctica lo que dice la ley. La violación es un delito, no es la necesidad de ninguna mujer”. La mayoría de miradas críticas por parte del periodismo indica que “hemos avanzado pero, si hubo quienes avalaron los dichos del cantante, hay que reclamar ante la Defensoría”.
Además de Ottaviano, participaron en los paneles Luisa Valmaggia, Sibila Camps, Silvia Martínez Cassina, Diana Maffía, Gimena Fuertes, Marcela Gabioud, Claudia Florentín Mayer, Emilio Ruchansky y Casandra Sandoval.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.