LA COMUNIÓN PERFECTA


Volvió el público Xeneize a la Copa Libertadores. Luego de dos partidos sin asistir, tras la sanción del gas pimienta.

Por Luciana Condomi y Lucas Eramo

buenos-aires-carlos-teve_456787

Los trapos decoran el espacio, dan la luz que le falta al barrio. El azul y oro reaniman las calles de la Boca. De sus casas, los hinchas salen con esa, la remera de la suerte. Algunos caminan tres cuadras, otros lo siguen desde la terraza y otros vienen desde Budge. La ansiedad acecha, la alegría se ve. Vienen con el mismo objetivo, todos llegan por la misma pasión. Hoy juega Boca y enfrenta al Club Bolívar, en el partido anterior empataron uno a uno. Y para éste la expectativa es que “en casa se gana”.

No es un partido más, La comunión perfecta comienza a sentirse, entre el barrio y la Bombonera. Ayer volvió la hinchada. Pasó el tiempo. Nadie se olvida de esa noche en que todo fue más que desprolijo, el gas pimienta ante River salió muy caro. La sanción fueron dos partidos sin público.

El episodio del 14 de mayo dejó consecuencias. Los hinchas no pudieron viajar a Colombia y ni presenciar el partido ante Racing que terminó cero a cero, fue el primer partido como DT de Guillermo Barros Schelotto. El silencio se hacía eco. Lo más concurrido eran las pizzerías cercanas. En las ventanas se asomaban las teles, que eran la única opción para verlo. Se sentía tristeza en el ambiente, Las banderas solo estaban en los balcones, no se escuchaba a coro: Cerveza, cerveza fresca, ¿Querés Cerveza? y su típico menú: Chori y Paty. Ni ese olor a carne asada. Parecía que lo que motivaba al equipo, era la gente que lo iba a alentar.

Ayer la comunión era perfecta. Boca ganó en su casa, era lo que se esperaba, con el público en los tablones. Fernando Gago, Carlos Tevez y Federico Carrizo con sus goles, hicieron re-vivir la Bombonera. Llegando al final, de penal Juan Miguel Callejón, para Bolívar descontó.

Boca ganó por primera vez en la Libertadores, en esta edición y tiene posibilidades de clasificar a la próxima fase. Y ahora sí como dijo Tevez: todo volvió a la normalidad.

Leave a Comment


Your email address will not be published.