PRIMER GOL INTERNACIONAL CON SU REAL CAMISETA


Fernando Gago abrió el camino hacia la primera victoria de Boca en lo que va de esta Copa Libertadores 2016, frente a Bolívar. De esta manera marcó su primer tanto a nivel extranjero con la casaca de sus amores.

Por Sebastian Ozuna (@OzunaSebastian) y Marcelo Bustos (@MarcelitoBustos)

buenos-aires-fernando-ga_456769

Fernando Gago es un mediocampista que no se caracteriza por hacer goles. Solamente en su primera etapa en Boca entre los años 2004 y 2006  anotó uno en 81 partidos jugados. En su vuelta a la institución su cuota goleadora mejoró. Desde 2013 el ex volante de la selección concretó cuatro tantos en 73 juegos. Con este último encuentro Gago, tras un remate de media distancia producto de un rebote, llegó a cinco tantos en el club, nueve en su carrera. Su última anotación había sido frente a Guaraní Antonio Franco, el 19 de agosto por los octavos de final de la Copa Argentina 2015. Ante Bolivar, el ex Vélez desarrolló un juego de alto vuelo, conduciendo el equipo, generando espacios y habilitando compañeros en reiteradas oportunidades. Acompañado de su mejor socio, Nicolás Lodeiro, triangularon con los laterales en ataque, propusieron velocidad y dinamismo.  De todas formas, para tener un poco más de idea de su racha goleadora solo basta con revisar sus actuaciones en otros cuadros. En el Real Madrid, entre las temporadas 2006 y 2011, convirtió un gol en 113 encuentros. Luego de perder ritmo en el primer equipo emigró al Calcio para jugar en Roma, donde disputó 32 enfrentamientos con uno en su haber. En el único club en el cual no marcó, fue en su retorno a la Liga Española, en el Valencia equipo con el cual participó en 18 ocasiones en la temporada 2012/2013. En su vuelta a la Argentina, Pintita no tuvo su mejor rendimiento debido a los problemas físicos que sufrió durante 2013 en Vélez. A pesar de haber estado presente en nueve partidos pudo aportar un acierto.  Las lesiones siguieron presentes en su carrera. La última y más recordada por su gravedad fue la que sufrió frente a River. Fue una desinserción del tendón de Aquiles, lesión que lo dejó fuera de las canchas cuatro meses. Actualmente Boca cuenta con él como una pieza clave en su funcionamiento en el que aporta rigor defensivo, habilidad de conducción, generación de juego. A todo esto, hoy le suma al equipo una cuota goleadora.

Leave a Comment


Your email address will not be published.