LA OTRA CARA DE LA MISMA MONEDA


La Cámpora y otras organizaciones kirchneristas prefirieron ir al búnker de Aníbal Fernández antes que al Luna Park.

Por Natalia Villarroel Flores

elecciones-2015-2109712w640

Los resultados eran un secreto bajo llave, la incertidumbre colmaba a todos los militantes -y a la sociedad en general- que decidieron no ir al Luna Park hasta no saber con exactitud el resultado.

El rumor de que asistiría Cristina Fernández de Kirchner en caso de ganar sin ir a segunda vuelta, los mantenía a la espera. Si la Presidenta se hacía presente, las organizaciones convocadas en Piedras al 600 marcharían al palacio del boxeo. Pero eso no pasó y se movieron hacia el Hotel Intercontinental, el búnker de Aníbal Fernández, hasta obtener certezas.

El clima era de alegría, las banderas se agitaban en alto acompañadas de bombos y cantos, mientras saludaban a los dirigentes que iban llegando, como Axel Kicillof, Wado De Pedro, Andrés “Cuervo” Larroque, Oscar Parrilli y hasta el mismo Carlos Zannini quien, a diferencia del resto que entró caminando entre los presentes, lo hizo velozmente en auto.

Con el paso de las horas la desorientación se acrecentaba. A las 21.55 llegó la noticia de que hablaba Scioli y los comentarios fueron sobre lo temprano que lo hacía -lo esperaban para cerca de las 12 de la noche- y la tibieza de un discurso en el que aparentemente anunciaba el ballotage. Sin embargo, los resultados seguían sin llegar.

Mientras las sonrisas se iban achicando, los cantos no paraban de sonar. Con fuerza todos se abrazaban y esperanzados aguardaban escuchar datos oficiales de alguno de los tantos funcionarios que habían ingresado al hotel. Pero no sucedió.

Los celulares no paraban de sonar ni sus pantallas de brillar mientras se iban transformando las caras a medida que atendían el teléfono. Y sí, no era para menos. “Perdimos la provincia”, se escuchó por ahí, haciendo referencia al triunfo de María Eugenia Vidal en Buenos Aires.

Con este resultado y con el ballotage confirmado, algunas lágrimas comenzaron a florecer, pero los cantos no se callaban. Cantaban con fuerza, decidiendo pelear con más ganas que nunca esta nueva campaña que comienza hoy y enfrentar la sexta elección del año.

La noche fue larga. Analizando apresuradamente los diversos escenarios y modos de encararlos, el contingente comenzó a dispersarse cerca de las 2.30 de la madrugada, anonadados y desconcertados pero con convicción en la política que defienden.

Confiar, siempre confiar
Cerca de las 20, Andrés Cuervo Larroque caminaba entre los militantes que se concentraban en Piedras 610, local central de La Cámpora. Para ese momento el kirchnerismo se creía ganador y no esperaba la noticia que iba a llegar unas horas después. En este contexto, el, hasta ese momento, candidato a diputado comentaba: “No pensamos en el ballotage, lo que quiere el pueblo y toda esta gente que se concentró acá es poder festejar hoy, pero con mucha prudencia esperamos los resultados”.
Además, el Cuervo hizo un balance positivo de la jornada electoral y afirmó que “fue muy buena y tranquila, a pesar de que muchos factores de poder trataron de impedir que este momento fuera así, con intentos golpistas y destituyentes que durante estos años querían evitar llegar a esta situación democrática, donde en definitiva gana el pueblo”. “Ellos no juegan inocentemente. Lo hacen en combinación con fuertes intereses de medios corporativos que después potencian esos movimientos”, remató. Y agregó: “Cristina no va a estar en el gobierno pero va a ser una militante más como lo fue toda la vida y en ese sentido la militancia se va a robustecer”.

What others say about : LA OTRA CARA DE LA MISMA MONEDA..


Leave a Comment


Your email address will not be published.