“LOS DNU DE MACRI SON MÁS PAPISTAS QUE EL PAPA”


El especialista en Comunicación, profesor de la UBA y de la Universidad Nacional de Quilmes y autor de varios libros sobre el tema, Martín Becerra brindó una charla en el marco de la asignatura “Justicia y Derechos Humanos”.

Por Sebastián Weber

IMG_8737 ALTA (Copiar)

“La información es un recurso imprescindible para vivir la vida en democracia. La necesitamos para que funcionemos como ciudadanos, para tener acceso a otros derechos, para enterarnos cosas que tienen que ver con la salud, la educación y el empleo”, dijo hoy Martín Becerra, investigador del Conicet, profesor de la UBA y la UNQUI en el marco de una charla a los alumnos de segundo año de periodismo de la escuela ETER.
Sentado detrás de un banco, solo acompañado por una botella de agua y unos grabadores, Becerra se refirió al impacto del DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia)267, publicado en enero con la firma del presidente Mauricio Macri, que modifica a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sancionada en 2009 durante la presidencia de Cristina Kirchner. “El DNU no excusa al Estado de cumplir los deberes que están marcados por normas superiores como los tratados internacionales que son constitucionales. Esas son normas que obligan al Estado a garantizar el acceso a la información, a poder informar, difundir e investigar por cualquier medio”, expuso.

IMG_8734 ALTA (Copiar)

Mientras el aula se llenaba de alumnos, él continuaba con su explicación: “En el decreto hay varias afectaciones a la sociedad civil y varios beneficios para el sector privado. Se les da la opción de prorroga casi automática de 15 años a los que ya están en el mercado y tienen una posición, sin pedirles nada a cambio. Por otro lado impide que haya actores de la sociales que aspiran a concretar el derecho conquistado en 2009 del 33% para las organizaciones sin fines de lucro, que nunca se cumplió”. También, agregó que es preocupante que la televisión por cable deje de considerarse audiovisual y pase a ser una telecomunicación, porque debido a esto, los cable-operadores quedan eximidos del tope que tenían de 24 licencias y también les quita la obligación de incorporar a la grilla todos los canales de aire que hay en la localidad donde operan.
Becerra, doctor en Ciencias de la Información de la Universidad de Barcelona, participó de las audiencias públicas de la llamada Ley de Medios, de la cual se está redactando una nueva norma por orden del nuevo gobierno. “La expectativa en cuanto a la redacción de una nueva ley está abierta. La perspectiva de la comunicación como lógica de mercado es una y es necesaria, pero parece que es la única aceptada por el Ejecutivo y en la comisión redactora, por eso creo que va a ir en línea con el DNU”, consideró el comunicador. Sin embargo, recordó que el gobierno fue advertido y está condicionado por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), para que la legislación no contravenga los estándares.
Se definió como “profe e investigador” y dijo que desde muy chico participa en la política. “A no ser porque soy de Boca, siempre estoy del lado de las minorías”, bromeó. Y llegando al final de la charla, concluyó contando parte del proyecto que tienen pensado presentar para la redacción de una nueva ley: “Vamos a decir cuál es el tope razonable de licencias y los porcentajes de mercado, un estándar adecuado para la producción nacional, local e independiente, y tratar el tema del 33%. Nuestro desafío es tratar de aprovechar las cosas buenas de la ley existente, cuáles necesitan ser actualizadas por razones de tecnología y vamos a proponer las cosas que desde nuestra perspectiva queremos cambiar”. Además sentenció: “Los DNU de Macri son más papistas que el Papa, pero espero que el Congreso tenga capacidad de producción de proyectos”.


“Enacom concibe la comunicación como un elemento más del mercado”

Por Evelyn Rey

El comunicólogo se refirió durante la charla en ETER a la poca o casi nula aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522, sancionada en 2009 y declarada constitucional por la Corte Suprema en 2013, por parte de la gestión anterior. 

En este sentido, y con fuerte hincapié en el otorgamiento del 33% de las licencias a medios alternativos o sin fines de lucro aseguró: “Solo se entregaron 20 permisos en seis años”, y confirmó que: “El fomento a los medios alternativos y sin fines de lucro no es una prioridad para el nuevo gobierno”. En la misma línea sostuvo: “Los integrantes del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) conciben la comunicación como un elemento más del mercado”.

Estas variables configuran un panorama desalentador para los sectores populares que deseen hacer uso del derecho a expresar sus ideas.

Leave a Comment


Your email address will not be published.