TAXISTAS VS. UBER


Desde que la empresa norteamericana puso en funcionamiento el servicio de traslados en Argentina, los sindicatos de taxistas manifestaron su disconformidad y luchan contra la competencia desleal.

Por Milagros Moreni Nimer

Foto: Analía Garelli

Foto: Analía Garelli

Enojados con la llegada de Uber a Argentina, taxistas de Capital Federal y Gran Buenos Aires realizaron hoy, bajo la lluvia, 25 cortes simultáneos en puntos neurálgicos de la ciudad y el conurbano. Reclamaron la suspensión del servicio de la empresa extranjera y anunciaron que de no resolverse el conflicto volverán a la calle el próximo miércoles para tomar el Obelisco.
A diferencia de lo que pasa habitualmente, esta vez fueron los taxistas los que cortaron el tránsito en protesta de la competencia desleal que genera Uber, la empresa estadounidense que a través de una app permite contratar un auto a menor costo y abonarlo con tarjeta de crédito.
“La gente no tiene la culpa”, dijo un chofer disculpándose, pero aseguró que la medida, que duró una hora y se llevó a cabo entre las 11 de la mañana y las 12 del mediodía, fue necesaria para que las autoridades del gobierno nacional los escuchen y para que la gente conozca el problema.
Callao y Santa Fe, Av. Independencia y 9 de Julio, Plaza Miserere, 9 de Julio y Corrientes y Ezeiza, fueron algunos de los puntos centrales de la manifestación. En la primera esquina se juntaron más de 200 autos, mientras que en el resto la cifra apenas superó los 20. Sin embargo, en todos los casos hubo seguridad. En la ciudad participaron la Policía Federal y Metropolitana, mientras que el operativo se reforzó en Ezeiza, donde también hubo presencia de Gendarmería.
Con poca gente en las calles, la ciudad se tornó amarilla y negra. Los autos estacionados en medio de las bocacalles, apenas dejando uno o dos carriles libres para no trabar el tránsito en su totalidad, fueron el foco de atención. Los choferes con pecheras, chalecos y hasta paraguas de los mismos colores, recorrieron algunos metros cerca de cada punto de encuentro para repartir calcomanías y explicar a la gente las razones del reclamo que se justifica en que el nuevo servicio no cumple con la misma normativa a la que deben atenerse los taxistas. Los choferes de Uber no usan licencia profesional ni seguro especial para transportar pasajeros y no están obligados a presentar la verificación técnica vehicular, a la vez que no realizan el curso obligatorio para los conductores, ni pagan altos costos por brindar el servicio.
“Hay una orden judicial que nos pide que hagamos todo para que la empresa cese la actividad. Estamos clausurando oficinas y secuestrando autos. Si siguen con este servicio se dará una contravención y delito penal”, dijo Juan José Méndez, secretario de Transporte Porteño.
“Uber es evasión impositiva”, “Uber es pérdida de trabajo” y “Fuera Uber” fueron las principales leyendas de la protesta que se sumaron a los cánticos contra la multinacional y el productor Nacho Viale, quien estrenó el servicio en Argentina.
Mientras esto ocurría en la ciudad, la gente en las redes sociales se hizo eco del problema y el hashtag #TaxisVsUber llegó a ser Trending Topic. El clima en Twitter fue diferente al de la protesta: la gente celebró la situación que atraviesan los taxistas y muchos se refirieron a la llegada de Uber como un castigo merecido para los conductores y un avance innegable de la tecnología. “¿Acaso los carteros hicieron paro cuando se empezó a usar Gmail?”, escribió un usuario. Además, Radio Mitre lanzó una encuesta en la que preguntaba a la gente a quién apoyaba. Sólo el 30% votó por el sistema de taxis, mientras que el 70 lo hizo por la empresa yankee.
Pero esta gente no fue la única en contra de la protesta. Muchos taxistas decidieron no adherirse al paro y protestar y continuaron con su trabajo. Algunos aseguraron que tienen cuentas que pagar y que no pueden suspender su trabajo por un rato. Otros, en cambio, desestimaron la posibilidad de que Uber pueda posicionarse como competencia. Esta decisión tuvo un costo para la minoría que no se hizo eco de la queja: sus compañeros que estaban reclamando no se lo perdonaron y hubo algunos incidentes.
En Corrientes y Agüero los conductores arrojaban huevazos a cada colega que veían trabajando y, cuando se acercaban los autos, los atacaban a patadas y golpes en puertas y techos. Además, en 9 de julio e Independencia, un grupo de manifestantes detuvieron el paso de un coche que llevaba una persona, comenzaron a atacarlo y el pasajero se bajó y se fue sin pagar. Esto generó el enojo del conductor que se trenzó en una discusión con sus compañeros.
Doce en punto, la manifestación llegó a su fin. “Esta fue la primera medida pero vamos a continuar la lucha si no tenemos respuesta. Lo de hoy fue una advertencia. El lunes habrá una asamblea donde estarán todas las representaciones de la actividad y se seguirá hablando del tema para ver cómo continua la lucha. El miércoles habrá una movilización al centro y esperamos respuesta. Si no lo logramos, volveremos a plantear medidas. Lo que hay no es suficiente, esperamos que se apliquen mecanismos para que no puedan cobrar con tarjeta de crédito y que ls aplicación desaparezca del país. Ahí dejaremos de luchar”, dijeron desde la Asociación Taxistas de Capital.
Pese a esto la tensión no cede. Horas más tarde, Uber anunció una promoción para los usuarios. Para fomentar el uso del servicio, los pasajeros podrán viajar gratis hasta 15 veces hasta la medianoche del miércoles 20 de abril, siempre y cuando cada trayecto no supere la tarifa de 200 pesos.
Los puntos donde hubo cortes:
Antártida Argentina y Ramos Mejía; Córdoba y Florida; Brasil y Salta; Avenida de Mayo y Perú; Corrientes y Alem; Libertador y Dorrego; Garay y Paseo Colón; Rivadavia y General Paz; Libertador y Cerrito; Corrientes y Juan B. Justo; Lope de Vega y Jonte; Nazca y Juan B. Justo; Acoyte y Rivadavia; San Juan y Boedo; Alberdi y José León Suárez; Callao y Santa Fe; Independiecia y 9 de Julio; Cabildo y Lacroze; Corrientes y Agüero; Rivadavia y Jujuy; Salguero y Cabrera; Eva Perón y San Pedrito; Rivadavia y Pola; frente a Aeroparque; en el acceso al aeropuerto de Ezeiza y en el Monumento al Cid Campeador.

Leave a Comment


Your email address will not be published.