“Me llamo Chavela Vargas, no se les olvide”

La historia de la cantante mexicana por elección es el centro de un documental que logra develar sus contradicciones y su talento. 


El documental “Chavela”, dirigido por Catherine Gund y Daresha Kyi disponible en Netflix, resulta conmovedor de principio a fin. Recorre la vida y obra de la artista Isabel Vargas Lizano, alias Chavela Vargas. 

“Es más interesante para todo el mundo no de dónde vienes sino para dónde vas”, dice mientras mueve sus manos con fuerza y expresividad.

Su voz desgarrada canta el canto del alma herida, del amor y su trágico final, sin adornos.

Ella nació un 17 de abril de 1919 en Costa Rica y murió el 7 de agosto de 2012 en México luego de una carrera exitosa y de consagrarse como una cantante única.

“De repente te vistes de una forma extraña y da un brinco la cosa. Se paró la historia un segundo. Yo me puse pantalones y el público se quedó callado”, Chavela habla con parquedad pero también con decisión y coraje.

Vas a conocer a sus amores y amigos: José Alfredo Jiménez, Frida Kahlo, Alicia Pérez Duarte, Almodovar. Su éxito en España y París.

En un mundo patriarcal, misógino y machista, Chavela supo hacerse respetar y cautivar la admiración de muchos y muchas.

En este documental te vas a encontrar con ella, vas a sufrir con ella, vas a querer tomar tequila junto a ella, vas a entrar en su historia, en su arte, en sus adicciones y dolor.  

Su voz te va a llevar hacia lo más profundo de su ser y, por qué no, hasta lo más profundo del tuyo.