“NO PODRÁN DETENER LA PRIMAVERA”


“La verdad no sólo se cuenta, se milita”, esta frase del escritor y periodista Rodolfo Walsh se leía en la remera de una de miles de personas que se movilizaron este 24 de marzo.

Por Emiliano Biani, Sebastian Weber y Maia Kiszkewicz

26-03-2016_buenos_aires_organizaciones_sociales_polticas (1600x1098) www.eterdigital.com.ar

Las agrupaciones de izquierda marcharon detrás de una bandera que decía “luchando contra la impunidad, el saqueo, el ajuste y la represión”, con los principales dirigentes del Frente de Izquierda de los Trabajadores, Nicolás Del Caño y Myriam Bregman encabezando la columna, acompañados por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y el escritor y periodista Osvaldo Bayer.
Desde las 14.30, en Plaza Congreso podían encontrarse las columnas del FIT con carteles que expresaban el desacuerdo con la presencia del presidente de los Estados Unidos en este país y se pronunciaban en contra de la impunidad de ayer y de hoy. El contexto político y económico de Argentina hizo que una de las principales consignas del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el Partido Obrero (PO) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) fuera el repudio hacia algunas de las políticas del gobierno de Mauricio Macri y hacía la visita al país de Barack Obama.
Los manifestantes no olvidaron la participación y la ayuda de Estados Unidos en la última dictadura, ni tampoco la responsabilidad civil de empresarios y medios de comunicación mientras se gestaba el genocidio realizado por la Junta Militar. También manifestaron que esa complicidad generó el endeudamiento del país y repudiaron el “pacto buitre”, la aprobación de la cámara alta del Congreso para el pago a los holdouts. Es por esto que este año se pide más que “Memoria, verdad y justicia”.

La marcha comenzó a avanzar rumbo a la Plaza de Mayo unos minutos antes de las 18, luego del acto principal de las organizaciones de derechos humanos. Y estuvo envuelta en reclamos actuales. “Es claramente una provocación la visita de Obama en este momento”, manifestaba Juan Gutiérrez. “El presidente de los Estados Unidos viene a reforzar el brutal ajuste contra el pueblo trabajador que se comenzó a hacer”. Para el referente gremial, Rubén Darío “el pollo” Sobrero, era importante no solo que la gente salga a las calles para conmemorar el aniversario del golpe sino también a repudiar la visita del presidente norteamericano.
Mientras avanzaban, algunos jóvenes pintaban con aerosol las calles con la silueta de uno de los asesinados por la policía durante la democracia, Luciano Arruga. Otros llevaban puestas remeras que se preguntaban “¿Dónde está Julio López?”, desaparecido en 2006.

El acto comenzó a las 19, donde se leyó un documento consensuado por las agrupaciones y los partidos, y se dejaron en claro cuáles eran las consignas por las que estaban presentes: no a la teoría de los dos demonios y la reconciliación, cárcel a los genocidas, apertura de los archivos clasificados, no a los despidos, no al tarifazo, no al protocolo antirepresivo. La plaza quedaba chica y agrupaciones como el PRML, la corriente La Brecha y el Movimiento Popular La Dignidad quedaron atrás sobre las avenidas de Mayo, Rivadavia y Roque Sáenz Peña.
“Estamos en la Plaza, como lo hemos hecho sostenidamente durante cuatro décadas, para repudiar el golpe que instaló la dictadura más sangrienta de nuestra historia”, se leyó del documento que fue aprobado por todos los sectores que marcharon juntos.
Con la Plaza ya a oscuras, iluminada a veces por bengalas rojas y un cartel luminoso que volvía a pedir “Fuera Obama”, la gente aplaudió cuando desde el escenario se cerró el acto con las últimas palabras del escrito: “A 40 años del golpe genocida seguimos luchando, porque cada conquista obtenida nos da más fuerza para seguir, porque así hicimos retroceder a la dictadura, porque así rompimos la impunidad absoluta que se quiso imponer con leyes e indultos y enfrentamos a los gobiernos del hambre y la entrega. Hoy estamos aquí y decimos: 30 mil compañeros detenidos y desaparecidos, presentes. Ahora y siempre”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.