NOSOTRAS PODEMOS HACERLO


Tetas, conchas, panzas, pancitas, melenas de rulos, cabezas rapadas, mechas largas rosas y azuladas, rubias y morochas, hippies despeinadas, chetas bien lookeadas, artesanas, docentes, desocupadas, militantes e independientes, actrices y cantantes, trabajadoras, campesinas, amas de casa y estudiantes, madres, hijas, abuelas, grupos de amigas, heterosexuales, trans, travas y lesbianas, bocas cuestionadoras, voces que no callan, cuerpos en rebeldía, cuerpos disidentes, cuerpos antipatriarcales.

Tetas, conchas, panzas, pancitas, melenas de rulos, cabezas rapadas, mechas largas rosas y azuladas, rubias y morochas, hippies despeinadas, chetas bien lookeadas, artesanas, docentes, desocupadas, militantes e independientes, actrices y cantantes, trabajadoras, campesinas, amas de casa y estudiantes, madres, hijas, abuelas, grupos de amigas, heterosexuales, trans, travas y lesbianas, bocas cuestionadoras, voces que no callan, cuerpos en rebeldía, cuerpos disidentes, cuerpos antipatriarcales.

 

El 8, 9 y 10 de octubre, la ciudad santafecina fue casa de miles de mujeres de toda la Argentina y algunos países vecinos que viajaron allí para encontrarse, debatir, construir o -mejor dicho- deconstruir un sistema pensado para los hombres, para seguir visualizando distintas problemáticas y poner en agenda reclamos como la atención a las violencias de género, la igualdad de condiciones laborales, la legalización del aborto, entre otros.

El 8, 9 y 10 de octubre, la ciudad santafecina fue casa de miles de mujeres de toda la Argentina y algunos países vecinos que viajaron allí para encontrarse, debatir, construir o -mejor dicho- deconstruir un sistema pensado para los hombres, para seguir visualizando distintas problemáticas y poner en agenda reclamos como la atención a las violencias de género, la igualdad de condiciones laborales, la legalización del aborto, entre otros.

 

Se llevaron a cabo 69 talleres en simultáneo sobre diferentes temáticas en las aulas de escuelas, universidades y otros centros educativos del lugar, como por ejemplo Mujeres y Violencia Obstétrica; Mujeres y Derechos Humanos; Mujeres, Trata y Explotación; Mujeres, Poder y Política; Mujeres y Sexualidades; Mujeres y Cannabis.

Se llevaron a cabo 69 talleres en simultáneo sobre diferentes temáticas en las aulas de escuelas, universidades y otros centros educativos del lugar, como por ejemplo Mujeres y Violencia Obstétrica; Mujeres y Derechos Humanos; Mujeres, Trata y Explotación; Mujeres, Poder y Política; Mujeres y Sexualidades; Mujeres y Cannabis.

 

Los espacios no daban abasto. Muchos de los talleres tuvieron que abrir más comisiones e improvisar encuentros en los pasillos, patios y plazas.

Los espacios no daban abasto. Muchos de los talleres tuvieron que abrir más comisiones e improvisar encuentros en los pasillos, patios y plazas.

 

Se realizaron, además, otros tantos talleres extraoficiales y un centenar de actividades artísticas: obras de teatro, monólogos, recitales que habitaron, colmaron y nutrieron de energía femenina todos los espacios en donde se desarrollaron.

Se realizaron, además, otros tantos talleres extraoficiales y un centenar de actividades artísticas: obras de teatro, monólogos, recitales que habitaron, colmaron y nutrieron de energía femenina todos los espacios en donde se desarrollaron.

 

La primer foto mental al llegar y verse rodeada de mujeres organizadas, en debate con las otras y consigo mismas, pensando otros rumbos para caminar cada vez más libres, es impactante.

La primer foto mental al llegar y verse rodeada de mujeres organizadas, en debate con las otras y consigo mismas, pensando otros rumbos para caminar cada vez más libres, es impactante.

 

En una de las esquinas de la Plaza San Martín, en pleno centro rosarino, una ronda de mujeres sentadas en el pasto fresco debatía sobre las diferentes violencias que existen y cómo actuar en consecuencia.

En una de las esquinas de la Plaza San Martín, en pleno centro rosarino, una ronda de mujeres sentadas en el pasto fresco debatía sobre las diferentes violencias que existen y cómo actuar en consecuencia.

 

“Yo sé que si ahora hablamos una por una, todas, absolutamente todas tenemos para contar algún ejemplo que hayamos vivido de violencia de género”, decía Tatiana mientras las demás asentían con sus cabezas.

“Yo sé que si ahora hablamos una por una, todas, absolutamente todas tenemos para contar algún ejemplo que hayamos vivido de violencia de género”, decía Tatiana mientras las demás asentían con sus cabezas.

 

Volver a conectarse. Unir lo que este sistema desune. Regenerar los lazos rotos. Porque hay un mismo sentimiento, hay una realidad que golpea a todas.

Volver a conectarse. Unir lo que este sistema desune. Regenerar los lazos rotos. Porque hay un mismo sentimiento, hay una realidad que golpea a todas.

 

Es domingo y es la marcha con mayor convocatoria de la historia de estos encuentros. Miles de mujeres unidas marchando pacíficamente, con pelucas, colores, caras pintadas, algunas se animaban en tetas y todas cantando al ritmo de la percusión.

Es domingo y es la marcha con mayor convocatoria de la historia de estos encuentros. Miles de mujeres unidas marchando pacíficamente, con pelucas, colores, caras pintadas, algunas se animaban en tetas y todas cantando al ritmo de la percusión.

 

“Estamos organizadas por tantas mujeres que son hoy asesinadas” o “No están perdidas, no están perdidas, son desaparecidas para ser prostituidas”, decían algunas de las canciones que se escuchaban.

“Estamos organizadas por tantas mujeres que son hoy asesinadas” o “No están perdidas, no están perdidas, son desaparecidas para ser prostituidas”, decían algunas de las canciones que se escuchaban.

 

Es domingo y hay represión. Ellas recorrieron 40 cuadras de la ciudad, atravesando edificios públicos y privados, museos, plazas, escuelas, bancos, iglesias sin mayores disturbios ni presencia policial. Sólo algunos grupos minoritarios realizaron pintadas y escribieron consignas en las paredes del camino.

Es domingo y hay represión. Ellas recorrieron 40 cuadras de la ciudad, atravesando edificios públicos y privados, museos, plazas, escuelas, bancos, iglesias sin mayores disturbios ni presencia policial. Sólo algunos grupos minoritarios realizaron pintadas y escribieron consignas en las paredes del camino.

 

Al llegar a la Catedral se encontraron con un grupo de católicos que rezaban, un vallado que protegía la institución y un cordón formado por la policía santafecina.

Al llegar a la Catedral se encontraron con un grupo de católicos que rezaban, un vallado que protegía la institución y un cordón formado por la policía santafecina.

 

Los efectivos, uniformados y de civil, comenzaron a tirar balas de goma y gases lacrimógenos contra las manifestantes. Como resultado, dejaron al menos 30 heridas, entre ellas/os varias/os periodistas y un fotógrafo de la agencia de noticias de Télam al que hirieron con tres disparos, uno de ellos en la cabeza. Además rompieron cámaras de fotos y golpearon fuertemente a varios comunicadores y comunicadoras que pretendían registrar la represión.

Los efectivos, uniformados y de civil, comenzaron a tirar balas de goma y gases lacrimógenos contra las manifestantes. Como resultado, dejaron al menos 30 heridas, entre ellas/os varias/os periodistas y un fotógrafo de la agencia de noticias de Télam al que hirieron con tres disparos, uno de ellos en la cabeza. Además rompieron cámaras de fotos y golpearon fuertemente a varios comunicadores y comunicadoras que pretendían registrar la represión.

 

La movilización no se detuvo -a ellas nada las detiene- y las columnas que venían más atrás siguieron caminando a pesar de lo sucedido, abriéndose paso por un recorrido diferente al estipulado.

La movilización no se detuvo -a ellas nada las detiene- y las columnas que venían más atrás siguieron caminando a pesar de lo sucedido, abriéndose paso por un recorrido diferente al estipulado.

 

La Comisión Organizadora declaró a través de un comunicado: “Los hechos sucedidos durante la marcha pusieron principalmente en riesgo la seguridad y la vida de las miles de mujeres que nos auto-convocamos. Destacamos que hicimos una marcha histórica, la más concurrida de todos los Encuentros, fruto de la más amplia unidad y de la necesidad de estas miles de mujeres de expresar sus reclamos y reivindicaciones”.

La Comisión Organizadora declaró a través de un comunicado: “Los hechos sucedidos durante la marcha pusieron principalmente en riesgo la seguridad y la vida de las miles de mujeres que nos auto-convocamos. Destacamos que hicimos una marcha histórica, la más concurrida de todos los Encuentros, fruto de la más amplia unidad y de la necesidad de estas miles de mujeres de expresar sus reclamos y reivindicaciones”.

 

Figurita repetida de Mar del Plata 2015: a la mujer que cuestiona, sus cadenas se la condena.

Figurita repetida de Mar del Plata 2015: a la mujer que cuestiona, sus cadenas se la condena.

 

No es casualidad la violencia institucional frente al crecimiento de este movimiento, a la potencia que adquirió en el último tiempo, al avance en los cuestionamientos y la visibilización de la discriminación de la mujer en todos los ámbitos.

No es casualidad la violencia institucional frente al crecimiento de este movimiento, a la potencia que adquirió en el último tiempo, al avance en los cuestionamientos y la visibilización de la discriminación de la mujer en todos los ámbitos.

 

Según el Informe 2016 de Derechos Humanos en la Argentina del CELS, la movilización del 3 de junio del 2015 bajo la consigna “Ni una menos”, con una convocatoria de 400 mil personas en 120 puntos del país y una gran concentración frente al Congreso de la Nación, marcó “un punto de inflexión en la agenda de la lucha contra la violencia de género”.

Según el Informe 2016 de Derechos Humanos en la Argentina del CELS, la movilización del 3 de junio del 2015 bajo la consigna “Ni una menos”, con una convocatoria de 400 mil personas en 120 puntos del país y una gran concentración frente al Congreso de la Nación, marcó “un punto de inflexión en la agenda de la lucha contra la violencia de género”.

 

Las mujeres se animan cada vez más a denunciar y a defender sus derechos. Las consultas a las líneas telefónicas de atención por situación de violencia (la 144, dependiente del Consejo Nacional de las Mujeres y la 137, del Programa “Víctimas contra las violencias” del Ministerio de Justicia de la Nación) se multiplicaron.

Las mujeres se animan cada vez más a denunciar y a defender sus derechos. Las consultas a las líneas telefónicas de atención por situación de violencia (la 144, dependiente del Consejo Nacional de las Mujeres y la 137, del Programa “Víctimas contra las violencias” del Ministerio de Justicia de la Nación) se multiplicaron.

 

Aun así, la respuesta del Poder Judicial a las víctimas es todavía “ineficaz”, evidenciada en la alta proporción de mujeres asesinadas que, a pesar de las denuncias que habían realizado, no contaban con las medidas de restricción adecuadas.

Aun así, la respuesta del Poder Judicial a las víctimas es todavía “ineficaz”, evidenciada en la alta proporción de mujeres asesinadas que, a pesar de las denuncias que habían realizado, no contaban con las medidas de restricción adecuadas.

 

En Argentina, una mujer es asesinada cada 30 horas. La cifra de femicidios anuales se mantiene por encima de los 200 y en el 2015 fueron 286 los casos. Desde el 2008 hasta el 2015, 2.518 hijas e hijos quedaron sin madre, el 65% de ellos son menores de edad y muchos son obligados a vivir con el femicida.

En Argentina, una mujer es asesinada cada 30 horas. La cifra de femicidios anuales se mantiene por encima de los 200 y en el 2015 fueron 286 los casos. Desde el 2008 hasta el 2015, 2.518 hijas e hijos quedaron sin madre, el 65% de ellos son menores de edad y muchos son obligados a vivir con el femicida.

 

Otro de los datos que resonó fuerte en el Encuentro fueron los brindados por La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito: “Son 3 mil las mujeres muertas por abortos clandestinos inseguros en democracia. Se calcula que entre 460 y 600 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino. Altísima cifra que demuestra que la penalización no impide su práctica”.

Otro de los datos que resonó fuerte en el Encuentro fueron los brindados por La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito: “Son 3 mil las mujeres muertas por abortos clandestinos inseguros en democracia. Se calcula que entre 460 y 600 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino. Altísima cifra que demuestra que la penalización no impide su práctica”.

 

Es necesario un cambio de paradigma. Es necesaria la respuesta del Estado. Es necesario que el feminismo deje de ser considerado mala palabra y se entienda como lo que es, un sinónimo de la búsqueda de equidad entre los géneros. Y para lograrlo también es necesario el apoyo de los medios de comunicación.

Es necesario un cambio de paradigma. Es necesaria la respuesta del Estado. Es necesario que el feminismo deje de ser considerado mala palabra y se entienda como lo que es, un sinónimo de la búsqueda de equidad entre los géneros. Y para lograrlo también es necesario el apoyo de los medios de comunicación.

 

 Y porque ellas deciden seguir marchando, debatiendo y visibilizando, ya se confirmó a la provincia de Chaco como la próxima sede para el 32° Encuentro Nacional: “No estamos solas, estamos organizadas”, aclama uno de los lemas.


Y porque ellas deciden seguir marchando, debatiendo y visibilizando, ya se confirmó a la provincia de Chaco como la próxima sede para el 32° Encuentro Nacional: “No estamos solas, estamos organizadas”, aclama uno de los lemas.

 

What others say about : NOSOTRAS PODEMOS HACERLO..


Beatriz Rosenblat

De todas las notas que a lo largo de muchos años de haber participado y haberme informado de todas las politicas de género ,haber leído en medios gráficos y muchos ensayos y artículos publicados, ninguno tan esclarecedor como este .

A

Hola, quisiera saber la autora de la nota y de las fotos. Gracias

Leave a Comment


Your email address will not be published.