PEDRACISMO SIN PEDRAZA


Luego de la renuncia de José Pedraza a la reelección y las condenas por el asesinato de Mariano Ferreyra, la dirección nacional de la Unión Ferroviaria sigue integrada por viejos nombres. De los 19 cargos, 11 vienen de la conducción anterior.

Hernán Cocchi – @cokyto

UN HOMBRE QUE SE ADAPTA A LOS CAMBIOS

EL PARTIDO OBRERO SE MOVILIZÓ CONTRA LA REDUCCIÓN DE LA CONDENA A JOSÉ PEDRAZA

UNA PLACA PARA MARIANO

A tres años del asesinato de Mariano Ferreyra, Edgardo Reynoso, delegado de la Unión Ferroviaria de la línea Sarmiento, es determinante: “La nueva conducción de la UF es el ‘pedracismo’ sin Pedraza”. Pedraza es José Ángel, el histórico dirigente ferroviario (ver UN HOMBRE…) quien desde 1985 controla una de las organizaciones más representativas del sindicalismo peronista y que hoy pasa sus días en la cárcel de Ezeiza condenado a 15 años de prisión como partícipe necesario del homicidio del militante del Partido Obrero. La hipótesis de Reynoso parece comprobarse al revisar la lista de los 19 nombres del actual Secretariado Nacional del sindicato: 11 de ellos integraban la conducción liderada por Pedraza y se mantuvieron en cuatro de los cinco cargos institucionales más importantes de la organización.

El nuevo secretario general de la Unión Ferroviaria es un histórico del Belgrano Cargas y de la estructura sindical post privatizaciones. La Lista Verde –la única boleta oficializada a nivel nacional- que llevaba a Sergio Adrián Sasia, ex secretario de Formación Sindical del sindicato, al cargo máximo se impuso el 29 de noviembre de 201 con el 83 % de los votos. “Los que manejan a la Unión Ferroviaria hoy son los mismos que antes”, denunció Claudio Carreño, delegado del Ferrocarril Mitre luego de las elecciones del sindicato.

Sasia

Fuente: URGENTE24

Los enroques de “la Verde” en la lista se hicieron necesarios luego de la detención de José Pedraza, ordenada por la jueza Wilma López el 22 de febrero 2011. Ese mismo día, también cayó preso Juan Carlos Fernández, el entonces número dos del sindicato, aunque en los papeles figuraba como secretario de Organización. El “gallego” Fernández fue reemplazado en su cargo por Néstor Pais, otro atornillado a los despachos de la sede sindical de la Avenida Independencia al 2800, quien hoy es secretario de Administración, un virtual número tres.

El 4 de noviembre pasado, Pedraza renunció desde la cárcel a su cargo y a la posibilidad de reelección. Entonces, propuso como reemplazo a Mario “Oso” Rodríguez, quien hasta entonces ocupaba la Secretaría de Relaciones Institucionales y que en esta nueva gestión es secretario de Medios de Comunicación. Un conocedor del sindicalismo ferroviario -quien prefirió mantener su anonimato- recordó que fue Graciela Isabel Coria, la esposa de Pedraza, quien le bajó el pulgar al “Oso” porque “es un tipo capaz en política, con vuelo propio aunque sea de la peor burocracia”. En cambio eligieron a Sasia para mantener los hilos de la organización. “Fue Pedraza desde la cárcel quien no lo apoyó”, concluyó la fuente.

Pedraza retocada

No es novedoso el nombre de Graciela Coria entre los ferroviarios. La contadora es la segunda esposa del dirigente sindical condenado como “partícipe necesario” de la balacera que terminó con la vida de Mariano Ferreyra. Como primera dama de la Unión Ferroviaria, logró ocupar distintos puestos en la estructura empresarial de los trenes privados. Entre ellos, se destaca el cargo de presidenta Ejecutiva de la concesionaria del Belgrano Cargas, que fue gestionado por la propia UF entre 1997 y 2004 cuando Franco Macri, el Grupo Roggio y el Grupo EMEPA entraron al negocio y el 20 % quedó para la UF. En 2012, El Belgrano Cargas fue intervenido y su gestión quedó a cargo de la Sociedad Operadora de Emergencia S.A.. Este año, fue finalmente estatizada.

¿Casualidades? Sasia comenzó su carrera sindical en esa línea. Pero no sólo de sindicalismo vivió el hombre. En enero de 2000, el actual secretario General de la Unión Ferroviaria armó All-Right Clean SRL, una empresa dedidacada a “Limpieza, Mantenimiento, Refacciones y Desinfección de Establecimientos, medios de transporte, vehículos, depósitos de almacenaje de cualquier tipo de mercaderías y/o sustancias, todo tipo de servicios públicos y privados, civiles e industriales”, una de las tercerizadas contra las que marchaba Mariano Ferreyra. La empresa de Sasia prestaba servicios a Ferrovías en los vagones de pasajeros del ex Belgrano Norte. La concesión de esos trenes estaba a cargo de EMEPA, que luego sería socia de las empresas que gestionaban las líneas Roca, Sarmiento y Mitre. Todo queda en familia.

“Todos unidos triunfaremos”, dice la letra de la marcha peronista. Adrián Sasia parece saber esa máxima y el 16 de abril de este año al asumir su nuevo cargo afirmó: “Si bien a lo largo de la historia tuvimos diferencias con los distintos gremios ferroviarios y alguna diferencia menor seguirá estando, entendemos que la unidad es el único camino para que el sistema ferroviario se recupere”. Esa unidad llevó a la “nueva” conducción de la Unión Ferroviaria a emitir su primer comunicado en el que caracterizaron el asesinato del militante del Partido Obrero como un “tan desgraciado suceso ocurrido el 20 de octubre de 2010”. En el mismo documento, los dirigentes repudiaron “todo tipo de violencia para dirimir conflictos gremiales y/o políticos, los cuáles deben ser solucionados pacíficamente, tal como ha sido la tradicional y centenaria conducta de la UF”.

Pero no sólo Sasia, Pais y el “Oso” Rodríguez lograron acomodarse en la conducción de la Unión Ferroviaria de la era post Pedraza. El actual secretario General Adjunto, Eduardo Fuertes, antes revistaba en la Secretaría de Educación, Cultura y Capacitación Tecnológica; el secretario de Asuntos Laborales, Jorge Passucci, mantuvo su cargo al igual que Silvio Aurelio Altabás en la Secretaría de Acción Social y que Karina Fabiana Benemérito en Relaciones Internacionales; Jorge Munafó, hoy encargado de Previsión Social, era secretario de Salud; el reemplazante del “oso” Rodríguez en Relaciones Institucionales es Roberto Nuñez, quien fuera secretario de Estadísticas, Estudios y Proyectos; el anterior secretario de Emprendimientos Laborales Domingo Galeano hoy tiene a su cargo las finanzas de la organización; y Guillermo D’Angella, quien defendió a Pedraza hasta el día de la condena, fue degradado de su cargo de secretario General Adjunto a una modesta Secretaría de la Tercera Edad.

A pesar de los nombres, las promesas de renovación no se hicieron esperar. Pedraza era un miembro explícito de la línea de los “gordos” de la CGT, aunque nunca había sacado los pies del plato del kirchnerismo. En cambio, Sasia se alineó con el MASA (Movimiento Acción Sindical Argentino), un frente sindical armado por Antonio Caló para enfrentar a Hugo Moyano luego de la ruptura con el kirchnerismo.

A tres años del asesinato de Mariano Ferreyra a manos de una patota organizada por la Unión Ferroviaria, los socios políticos de Pedraza mantienen su poder en el sindicato que comparte con La Fraternidad de Omar Maturano el control de buena parte de la gestión de los ferrocarriles argentinos, como el ingreso de personal para la mayoría de los sectores.

UN HOMBRE QUE SE ADAPTA A LOS CAMBIOS

Diego Suárez – @suarezd82

Desde una celda recuerda José Pedraza aquellos años de juventud cuando su papá lo llevó al taller de la estación Saldías del ferrocarril Belgrano para que continuara con su oficio. Hoy, mientras cumple la sentencia de 15 años dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal 21 y la dirigencia de la Unión Ferroviaria le soltó la mano, rememora su primera infancia en Deán Funes, Córdoba.

Al poco tiempo del comienzo de su trabajo como obrero en el Belgrano ya empezó a participar en actividad sindical, lo que más tarde le costaría su puesto. A los 22 se quedó en la calle y de nuevo en la pobreza que había sabido vivir de chico. Pero en 1971 volvió al trabajo en el oficio que siempre conoció y a la actividad gremial en nada más y nada menos que la CGT de los Argentinos, que tres años antes había gestado el Cordobazo mientras él estudiaba derecho.

En 1976 dejó la actividad por obligación y se mantuvo alejado de la política hasta que en el ´83 regresó la democracia y con ella su habilidad para amoldarse siempre a la coyuntura política. Fue designado secretario general de la Unión Ferroviaria, puesto que le sirvió para luchar frente a la ortodoxia sindical heredada de los años setenta al integrar “Las 25 Organizaciones”. Una vez derrotado Herminio Iglesias y Lorenzo Miguel en la dirección del peronismo, lideró una furtiva oposición contra el gobierno radical de Raúl Alfonsín y brindó su apoyo a Antonio Cafiero para su precandidatura a presidente. Obviamente cuando Menem venció sorpresivamente en las internas, su soporte viró hacia el riojano.

Durante los noventa, Pedraza acompañó las políticas de apertura del menemismo y hasta celebró la privatización de los trenes argentinos. Fue uno de esos protagonistas icónicos que traicionaron los intereses de sus afiliados durante el reviente de los `90. Durante la crisis y llegado Duhalde al poder también siguió relaciones con aquel oficialismo de principio del milenio.

Pedraza

A partir de la era K la Unión Ferroviaria estuvo siempre unida a la CGT Oficialista de Hugo Moyano y figuró como aliado incondicional hasta principios de 2011. La relación entre Pedraza y el kirchnerismo se reflejó en los tantos actos que compartió con miembros del gabinete. Muchas fotos muestran a la propia presidenta Cristina Fernández compartiendo escenario con José Ángel Pedraza. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, fue en otro tiempo abogado de la Unión Ferroviaria y fue con él con quien se contactó a los pocos días del asesinato de Mariano Ferreyra. Esos datos llevan a sectores como el Partido Obrero a denunciar que el gobierno nacional fue socio en la intensión de mantener a buena parte de la planta en condición de tercerizados, estrategia para bajar el costo laboral dado que se pagaba la mitad del salario por mismo trabajo que los ferroviarios “blanqueados”.

Según el fallo judicial, ese 20 de octubre Pedraza ordenó el ataque, probablemente también haya coordinado la liberación de la zona con la policía bonaerense. Más tarde intentó sobornar a la justicia y digitar el sorteo del tribunal que lo juzgaría.

La Unión Ferroviaria le soltó la mano. No fue candidato a la titularidad de su gremio el 27 de noviembre de 2012 a pesar de “estar en condiciones legales de hacerlo”, como escribió en un comunicado de un párrafo desde la cárcel. Su intención fue demostrar que él se abstenía hasta tanto se aclare su situación con la justicia, pero la realidad marca que dejó que sus viejos colaboradores asciendan al poder. Los partidos de izquierda y La Fraternidad siguen denunciando que nada cambió en el gremio. El pedracismo continúa dominando las decisiones del gremio ferroviario.

EL PARTIDO OBRERO SE MOVILIZÓ CONTRA LA REDUCCIÓN DE LA CONDENA A JOSÉ PEDRAZA

Joaquín Bianciotto – @joacobiaciotto

Marcha

La Cámara Federal de Casación Penal aceptó las apelaciones presentadas por las defensas contra el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 21 que juzgó y condenó al ex titular de la Unión Ferroviaria y a los 13 imputados por el crimen de Mariano Ferreyra. Ante esta medida el viernes, las columnas del Partido Obrero, del Frente Popular Darío Santillán y el Frete de Izquierda marcharon frente a los tribunales de Comodoro Py.

“Ninguna reducción para Pedraza”, fue la consigna que protagonizó la concentración. “Esta revisión de Casación abre una interrogante muy grande,  es una Cámara con malos antecedentes”, explicó dirigente del frente de Izquierda, Nestor Pitrola, y recordó el caso de Fernando Carreras, condenado por segunda vez por la misma Cámara Federal  de Casación Penal. Sus integrantes: Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Liliana Catucci volvieron a condenar a Carrera por la “Masacre de Pompeya”, en una causa que, según el documental “Rati horror show”, fue armada por la Policía Federal para encubrir un caso de “gatillo fácil”. Estos tres camaristas tendrán que revisar, llamar a una audiencia y luego resolver si confirman o no la pena de 15 años de prisión impuesta a Pedraza, todo esto a pedido de la defensa de los acusados.

En su discurso frente a las barricadas que defienden todos los días las puertas de Comodoro Py, Jorge Altamira, el principal dirigente del Frente de Izquierda, quien hizo una pausa en su agenda electoral para asistir a este acto, recordó la situación de los empleados terciarizados del ferrocarril y en otros espacios laborales: “Hoy hay más terciarizados en el ferrocarril, en la televisión, en los diarios”. Néstor Pitrolla, otro de los máximos dirigentes del Partido Obrero, denunció: “Medio millón de empleados terciarizados en el país y cerca de 1.500 en los ferrocarriles continúan bajo el poder de la “burocracia sindical” acusada de matar hace tres años a Mariano Ferreyra en la lucha por los trabajadores, como la de José Pedraza”. Y agregó: “Todos los herederos de Pedraza siguen manejando la Unión Ferroviaria y en gran parte, el ferrocarril”.

UNA PLACA PARA MARIANO

Jorge Andreani – @cronopio17

Placa

“A tres años esta Lucha Sigue. Mariano Presente. Viva tu lucha obrera y socialista”, son las palabras que se ven dedicadas en la placa conmemorativa que colocaron militantes del Partido Obrero en la esquina de Luján y Pedriel, en el barrio porteño de Barracas, donde fue asesinado Ferreyra.

El acto arrancó a las 11 de la mañana, en medio de un domingo nublado y sesgado por el dolor. Amigos y militantes, homenajearon a Mariano con mucho respeto. Con estandartes del Partido Obrero y remeras de su amigo, los jóvenes acompañaron el reclamo que Jorge Altamira, dirigente del PO, enarbolaba: “Si el gobierno nos hubiese escuchado y hubiera echado a toda la mafia del ferrocarril, no hubiera ocurrido la tragedia de Once que se cobró la vida de 51 personas, y tampoco los accidentes posteriores”. Aplaudido, Altamira también aseveró que “el Gobierno optó por proteger y reforzar a los concesionarios ferroviarios corruptos y a la burocracia sindical a través de la cual pretende controlar a los sindicatos y al movimiento obrero.”

Llegaba el medio día, para algunos el cierre de la jornada terminaba en la parrilla, para otros era el momento de acostarse. Pero todos se movilizaron en silencio, su manera de homenajear la memoria de Mariano.

Leave a Comment


Your email address will not be published.