“Periodismo independiente no es más que un eslogan”

Gentileza Diario BAE

En una charla de 90 minutos frente a más de cien estudiantes y docentes, el periodista habló de la triple crisis que enfrenta el periodismo hoy y señaló caminos posibles para salir de ella.


“No sé cuántos de mis colegas se pueden subir a un subte”, lanzó Reynaldo Sietecase sobre el final de una charla virtual de 90 minutos ante más de cien estudiantes y profesores de ETER. Y es que si algo logró este periodista a lo largo de los años es una imagen confiable y a la vez de bajo perfil, donde -como dice él- el mensaje está siempre por delante de la figura.

El periodista y escritor rosarino, conductor de La inmensa minoría en Radio con vos y columnista en Telefe Noticias, acudió a la cita con su último libro bajo el brazo: “Periodismo: Instrucciones de Uso. Ensayos sobre una profesión en crisis” publicado recientemente por Prometeo Libros: una serie de ensayos donde un plantel de periodistas referentes piensa acerca de los desafíos que enfrenta el periodismo actual frente a la mutación tecnológica, la precarización laboral y la concentración de medios, todas al mismo tiempo. Sin embargo, el periodismo “se puede hacer bien”, asegura Sietecase en el prólogo del libro.

Hoy un periodista tiene que hacer 20 notas en una tarde. Olvidate que pueda salir a la calle, entrevistar a alguien o incluso llamar por teléfono

Reynaldo Sietecase

Independencia

Respecto de los condicionamientos y las limitaciones que puede tener un periodista por trabajar en ciertos medios, Sietecase ofreció matices: “Periodismo independiente no es más que un eslogan. Los niveles de independencia dependen de qué espalda tenés. Pelearse con el intendente o con el gobernador puede implicar que ese medio no pueda pagar los sueldos. Y eso presiona y condiciona mucho”, dijo.  Sin embargo, ofreció una base de ética profesional: “El que no dice que no ante algo inaceptable es porque no quiere. No es justificativo el quedarse sin laburo”.

Precarización

La situación laboral del periodista también estuvo en agenda. “La precarización en el periodismo hace que los productos sean de menor calidad. Es una de las crisis que tiene la profesión. Sobreexplotan, en general, a los periodistas más jóvenes, y la calidad baja. Yo nunca tuve un solo trabajo. Y soy un privilegiado”, confiesa.

Sobre el periodismo freelance opinó: “El frilo no está mal per se, te da cierta libertad, pero si uno cobrara bien. Si, con 3 o 4 notas por mes, uno pudiese vivir, entonces le puede dedicar un nivel de calidad y de producción que, en la actualidad, es muy difícil. Hoy un periodista tiene que hacer 20 notas en una tarde. Olvidate que pueda salir a la calle, entrevistar a alguien o incluso llamar por teléfono”.

Medios autogestionados

Sietecase se muestra optimista respecto de los trabajos de los nuevos periodistas que usan las nuevas tecnologías y se financian a través de suscriptores. “Me parece toda una osadía juntarse entre varios, armar una cooperativa y sostener un canal de Youtube o una radio y bancarla y generar productos de calidad. La dispersión de cantidad de medios también hace que muchos proyectos sean sostenibles. Hoy se puede hacer una radio con muy poquito. Y eso es bueno”. Pero advierte que esto no alcanza para desconcentrar el poder de los medios y democratizar la información: “Se tiene que complementar con legislación. El estado tiene que regular, no avanzar sobre la libertad de prensa. Para que no sea patrimonio de los más poderosos. No soy partidario de la regulación de contenidos, pero sí de la regulación de posiciones dominantes.”

“El estado tiene que regular, no avanzar sobre la libertad de prensa. Para que no sea patrimonio de los más poderosos”

Reynaldo Sietecase

Contar una historia

Una de las voces más potentes del libro es, sin duda, la de Leila Guerriero. Y Reynaldo Sietecase se apoyó en su ensayo para dar algunos consejos de redacción: “Lo que tenemos que tener es la caja de herramientas para contar una historia bien, con voces, color, información. Alguno lo contará mejor o peor. Lo importante es que esa caja de herramientas nos permita tener trabajo. Porque en definitiva de eso se trata”. ¿Cómo hacer atractivo lo que uno cuenta?: “Hoy estamos naturalizando muertos como si nada. Pero si cuento la vida de uno de esos muertos, la cosa cambia. Poder acercarse a esos temas sin perjuicio, con honestidad, con la cabeza abierta y poder transformarlos en un relato es uno de los grandes desafíos de la profesión”.

Con ensayos de Martín Becerra, Natalie Schejtman, María O´Donnell, Cristian Alarcón y Hugo Alconada Mon y del propio Reynaldo Sietecase, entre otros, “Periodismo: Instrucciones de Uso. Ensayos sobre una profesión en crisis” es un gran libro para pensar el periodismo y entender qué encrucijadas enfrenta hoy. Un trabajo necesario y oportuno el que se tomó Sietecase para aquellos que aún creen en el poder de la pluma y la palabra.