TATA ES EL NUEVO BICAMPEÓN ARGENTINO DE RED BULL


El sábado por la tarde se realizó el evento más importante de freestyle a nivel nacional: la gran final argentina de Red Bull Batalla de los Gallos, que tuvo más de 800 mil visualizaciones en vivo por el canal oficial de Youtube de Red Bull (también fue transmitido por TV Pública, por primera vez en la historia). Tata se coronó como campeón al derrotar a Wolf y representará al país en la decimotercera final Internacional que se realizará en República Dominicana, el próximo 12 de diciembre (la primera edición se disputó en Puerto Rico en el 2005, que tuvo como ganador al argentino Frescolate). ¿Quién es este representante del Hip Hop argentino que en 2015 dictaminó que “nació para esto”?

Por Nicolás Bombachi

A la hora de definir los cruces entre los competidores se optó, como es costumbre en la competencia más importante de habla hispana, por sortear uno a uno los nombres de los MC y, a medida que fueran sorteados, ellos se coloquen en la ubicación del cuadro que prefieran, eligiendo así una ubicación específica o a su rival. Tata, de 32 años, fue el primer nombre que salió y, sin dudarlo, se ubicó en la batalla que abriría el evento. “Soy el más viejo de todos, no me puedo esconder, tengo que arrancar de una. Si yo me tengo que demostrar que puedo, tengo que ir primero”, explicó Tata en la trasmisión de TV Pública luego de colgarse la medalla.

Su primera batalla fue contra Kusa, un joven que se presentaba por primera vez en la competencia. Después de una primera ronda pareja con la temática “luna”, llegaron los minutos libres, donde el histórico logró sacar diferencias. “Muchos creen que no voy a poder, pero eso me da ganas de intentar y de volver”, sentenció Tata, generando la exaltación de todos los competidores, quienes son conscientes de su gran aporte a la cultura.

Los amantes del freestyle recordarán su primer título importante y donde cobró mayor notoriedad. En el 2010, cuando sus rivales actuales daban sus primeros pasos o hasta, en algún caso, iban al primario, Cristian Javier Sosa, como reza su DNI, derrotó a Kodigo, considerado por muchos el mejor freestyler argentino de la historia, en la final de “A Cara de Perro Zoo”. Esta competencia tomó el lugar de la Red Bull Batalla de los Gallos por varios años ya que desde el 2008 al 2012, los organizadores optaron por no realizarla. Es por eso que ganar en ese entonces la competencia era como levantar el cinturón de campeón argentino. Por si esto fuera poco, en 2012 volvía la competencia promocionada por la marca de energizantes al país. Allí volvió a coronarse campeón, tras vencer a Dtoke, quien luego sería el primero en consagrarse con el título de bicampeón tras sus victorias de 2013 y 2015.

La diferencia entre el Tata de 2012 y el de hoy es que optó por cambiar la pasión por la inteligencia. Es un MC que siente y hace sentir su famosa “energía”. Algo que reveló en su programa fue que antes de la competencia leyó el “Arte de la Guerra”, algo que ya hizo en varias oportunidades pero que esta vez le sirvió para entender ciertas cosas: “Entendí mi lugar, mi forma y mi terreno”.

El camino de Tata siguió enfrentándolo con debutantes. Su rival era MP, quien venía de dar un gran nivel en su batalla de cuartos de final. Luego de una contienda de gran nivel, el jurado votó réplica, por lo que debió darse una ronda más. Ahí fue cuando el ex campeón nacional inclinó la balanza y pudo estirar la batalla a una última réplica. En esta instancia volaron chispas y barras repletas de contenido. Tata, gracias a su experiencia y a algunas trabadas de su rival, se llevó la batalla y el pase a las semifinales. Luego de 5 años y en la misma instancia, volvía a tener la mejor batalla de un evento nacional.

En la Red Bull Nacional de 2015 se volvió a enfrentar con el rosarino Kodigo, con quién había tenido problemas personales, relacionados con la empresa que manejaba sus eventos, Sudamétrica. El evento es recordado por el gran caudal de nombres de nivel que enfrentaba, además de la tensión constante que se vivía por los conflictos internos entre MC. En este contexto, Tata dejó en el camino al freestyler oriundo de Rosario, en una batalla con altísimo nivel y que, hasta 2019, era la más vista de Argentina con casi 10 millones de reproducciones. Tata era viral.

Una vez en las semifinales se enfrentó a Mecha. Ambos se llevaron muy bien con el formato rimando con objetos que sacaban de un baúl de manera inteligente, pero fue Tata quién se llevó mejor con ellos sin necesidad de recurrir a los recursos fáciles e insultos. Se manejó con una tesitura similar a la de un juglar. Luego, en los minutos libres, ninguno de los dos se sintió cómodo con el beat doble tempo por lo que el nivel fue parejo y la batalla, por decisión del jurado, fue a una réplica. El veterano fue determinante ante un Mecha que respetó mucho a su rival. Por eso la sorpresa de la noche fue el pase de Tata a la gran Final Nacional, no por nivel sino porque se encontraba fuera del circuito, de manera regular, hace varios años.

En 2017 había sido su última aparición como competidor, cuando fue derrotado por MKS en la final del Quinto Escalón. Pese a su alejamiento del formato, eligió siempre seguir aportando a la cultura desde otros lugares. ¡Así se convirtió en coconductor de Damn!, un programa radial que sale al aire tres veces por semana en YouTube, luego de un año en Vorterix. Durante las últimas semanas, sus compañeros de programa, hicieron una especie de campo de entrenamiento con él. En el mismo, lo hicieron rimar durante 20 minutos, sin parar, con distintas temáticas para que su campeón llegue lo más afilado posible a la gran final: “Estaba confiado, pero a la vez contaba con fantasmas que pude ir venciendo de a poquito. Pensé que había entrenado poco pero después me di cuenta que me sirvió mucho lo que hicimos acá”.

Además de eso, también buscó contribuir desde otros lugares. Hace años ocupa el rol de jurado en diversas competencias, siendo de los más respetados por sus pares y espectadores. Hace tres años ocupa la silla de juez en FMS Argentina, la segunda competencia más importante del país. Por otra parte, brindó distintos talleres y charlas para jóvenes interesados en la cultura del Hip Hop.

En la gran final se cruzó con un viejo conocido del circuito: Wolf. Ambos forman parte de las batallas de rap desde mucho antes de la masividad. Durante los primeros dos rounds, cada uno hizo lo suyo. A la hora de rimar sin beat expusieron su tranquilidad e inteligencia para generar un ambiente de respeto, donde no hubo un MC que haya superado al otro con claridad. En el siguiente, ambos mostraron lo que los caracteriza: rimas filosas. Allí tampoco hubo diferencias significativas y dignas de vislumbrar a un futuro campeón.

En el formato 4×4 ambos fueron con todo por el título. Esta dinámica permite tener un ida y vuelta entre los competidores, y así generar un ambiente hostil mediante la respuesta inmediata. Al llegar al final del mismo, se notó un Tata superior respondiendo todas las rimas de Wolf. Pero aun así esto no fue suficiente para que el jurado elija al próximo representante argentino, por lo que la gran Final Nacional fue a una réplica.

En estos 120 segundos finales, ambos salieron decididos a llevarse la victoria. En un momento de la batalla fue Wolf quién mediante una rima expresó que aunque pierda esta final, al año siguiente lo volverían a ver en el escenario representando a los suyos, como siempre. Tata sacó a relucir toda su inteligencia y le respondió: “Buenísimo, andá sabiéndolo. Ahora sentate ahí, mandale un mensajito, ¿se pudo? NO”. Esta rima fue la que catapultó a Tata a lograr el bicampeonato de manera unánime e igualar la marca de Dtoke, que también fue campeón en dos oportunidades, en 2013 y 2015.

“Si no tengo coche boludo, ¿qué flasheás? Yo me manejo en dos patas y así caminé el Underground”, fue una de sus rimas más celebradas de la final. Tata con cada paso ha marcado la historia del freestyle y el Hip Hop nacional, en cada huella ha dejado suelo fértil para el crecimiento de la cultura en el país, y en diciembre, en República Dominicana, buscará llegar al escalón más alto representando a Argentina y su rap como, en el fondo, siempre hizo más allá de las competencias.

Leave a Comment


Your email address will not be published.