UNA NOCHE DE BAR EN BAR


Extranjeros, porteños y sobre todo bonaerenses contratan empresas que organizan recorridas por varios bares porteños durante una misma noche.

Por Cristian Rodríguez y Martín Po

11062868_590101121125906_1129419588938513883_n

La vida nocturna de Buenos Aires es múltiple y diversa. Esa misma multiplicidad la obliga a que tenga que diversificarse y mutar continuamente. Tiene que responder a la demanda de los jóvenes argentinos y de la inmensa cantidad de extranjeros que conviven en la ciudad. Out In BA, es una de las empresas que trajo a la ciudad los “pub crawl”, tendencia nocturna que llegó desde Europa.
El “pub crawl”, “bar tour” o “bar hopping”, consiste en encontrarse en un punto específico y hacer un recorrido por distintos bares en una sola noche. Sí bien la idea llegó desde Europa, en realidad el “pub crawl” nació en 2006 en Estados Unidos con la intención de recaudar fondos en la ciudad de Gante Norfolk, en Virginia. Anualmente lo recaudado en esa ciudad es donado a la fundación Hospice Edmarc for Children.
Hernán Rossi es el gerente de Out In BA, hizo su primer pub crawl en Irlanda y de inmediato supo que debía llevarlo a la noche de Buenos Aires. “Traje la idea porque quería hacer algo más copado y de mayor calidad que lo que experimenté en Europa”, resaltó Rossi. En sus inicios, los pub crawl se realizaban en los barrios de San Telmo y Palermo. Con el tiempo, como lo asegura Rossi, tuvieron que verse obligados a seguir con los recorridos solo por Palermo, ya que allí hay más oferta de bares y boliches. Además, éstos son de mayor capacidad que la mayoría de los que se encuentran ubicados en San Telmo.

10417642_590101441125874_270298588694657587_n

Desde un principio se trajo el concepto pensando en la gran cantidad de extranjeros que viven en la ciudad. Pero, como lo asegura Rossi, esa idea mutó: “De un momento a otro empezaron a venir más y más argentinos”. Rossi resaltó que, actualmente, entre un grupo de cien personas, 70 de ellos llegan a ser argentinos, aunque en ocasiones el número puede ser mayor. Rossi agrega que del grupo de argentinos que asisten cada fin de semana a los recorridos, la mayoría de ellos vienen del Gran Buenos Aires. “Viajan desde el GBA y eligen los pub crawl porque allí en provincia no tienen mucho contacto con extranjeros”, dijo Rossi.
Además Rossi enumeró las razones que hacen a los pub crawl cada vez más apetecidos: “Para el argentino es tentador este concepto. Primero porque es una solución tener algo que ya está armado. No te tenés que preocupar por nada. Es una experiencia distinta, es hacer algo nuevo, está todo incluido. Ppizza y cerveza libre, por ejemplo. Te dan ‘shots’ gratis, descuentos en tragos, entrada al boliche sin hacer fila y todo esto solo por 130 pesos. Y hay un plus, vienen extranjeros”.
Del grupo de extranjeros que frecuentan los pub crawl que organizan las empresas Barhopping BA, Out In BA, The Pub Crawl Buenos Aires, sus nacionalidades varían entre países como Estados Unidos, Alemania, Francia, Australia, Colombia, Chile y Venezuela. Camilo Fandiño, joven publicista colombiano que ha frecuentado en algunas ocasiones los pub crawl, cuenta su experiencia: “Hay que caminar mucho. Está bueno porque te encuentras con gente de otros países pero cuando ya te estás acostumbrado al boliche, te sacan. Eso te cansa un poco”. Aunque aclaró: “Volvería porque te dan trago y pizza. Le meten onda, ojo, van muchas chicas”. Por su parte Justin Meagher, estadounidense que vive hace un par de años en Buenos Aires, dijo que los pub crawl son interesantes para ir a conocer gente: “Van personas de otros países y muchos argentinos. Es una buena oportunidad para conocer gente nueva”. Justin, entre sonrisas, recordó que una de las primeras veces que asistió a un pub crawl en Buenos Aires, tuvo su primera experiencia con el baile: “En Estados Unidos no bailamos mucho y eso era algo a lo que le temía un poco”.
Sonia Romero, joven argentina de Quilmes, que suele frecuentar los recorridos de Bar Hopping BA, dio una pista y le dio la razón a Hernán Rossi de porqué a esta tendencia nocturna asisten cada vez más argentinos. “Pagas 100 pesos aproximadamente y en los cuatro bares a los que vas te hacen descuento en los tragos, te regalan algún chupito o te dan un 2X1. Además de eso no pagas entrada en ninguno de los bares ni en el boliche. Cosa que si vas a Kika o Ink, terminás pagando solo en la entrada $100”, aseguró Romero. Como no podía ser de otra manera los jóvenes que frecuentan la noche de Buenos Aires están en la constante búsqueda de opciones buenas, de calidad, y si te puedes ahorrar unos pesos, mucho mejor. “Podes pasar por unos cinco lugares distintos. Así que por ende, escuchás música de toda clase, desde cachengue en algún bar para bailar o también pasás por un bar algo más tranquilo en donde solo tomás y escuchás algún rock and roll”, agregó Romero.
Rossi aclaró que el recorrido por los distintos bares se acomoda dependiendo del tamaño del grupo que se reúne para cada noche. “Se presentan inconvenientes en la organización porque algunas veces nos chocamos con los grupos de las otras empresas que también prestan el mismo servicio”, resaltó preocupado Rossi. Debido a la gran diversidad de vida nocturna de capital federal no resultaría extraño que se haga un recorrido especial con un concepto gay frendly. Rossi fue enfático y aseveró: “En Out In BA no tenemos experiencia para este tipo de fiestas, aunque lo hemos pensado, pero aún no contamos con el flujo de gente necesario”.

What others say about : UNA NOCHE DE BAR EN BAR..


Leave a Comment


Your email address will not be published.