CORTOMETRAJES: DECIR MUCHO EN POCO TIEMPO


Los cortos no son largometrajes condensados. Tienen autonomía y son un género en sí mismos. No es lo mismo una novela que un cuento, no es lo mismo un corto que una película. Su forma de narrar es distinta, tiene una lógica propia que sabe que debe generar el efecto buscado en un espacio de tiempo determinado. Y lograrlo no es tarea fácil para los directores y realizadores. Este año se presentaron 13 cortometrajes en la categoría de cortos argentinos y si bien la competencia fue reñida, emotivo corto “Murciélagos” resultó el ganador.
Felipe Ramires Vilchez, director de MURCIELAGOS se pregunta: ¿Cómo es ser ciego? ¿Se puede soñar? ¿Se puede imaginar? Y decide disipar estas dudas desde el punto de vista de un grupo particular de no videntes: La Selección Argentina de Fútbol para Ciegos. Cada uno de ellos con su historia particular, pero todos reunidos con un objetivo en común, no dejarse ganar por una discapacidad. El relato resulta emotivo y el director juega con el relato y las imágenes al punto tal de recrear la experiencia de ser ciego.El resto de los cortos que participaron de la Competencia fueron:
– CORP: Este genial corto animado de Pablo Polledri muestra de forma ingeniosa como se desarrolla el mundo empresarial. Desde el pequeño productor que de a poco va creciendo, hasta convertirse en un mounstruo –literal- que devora tanto gente como a otros emprendimientos. Explotación laboral, corrupción, contaminación y capitalismo salvaje son algunos de los elementos representados en esta obra.
– AL SILENCIO: El corto de Mariano Cócolo muestra un viaje personal, intensó y de gran pesar. Las locaciones, en medio del paisaje nevado e inhóspito que ofrece Mendoza, hacen del viaje algo aún más intenso. El protagonista arrastra con él un bolso, que pesa más en su corazón que en su espalda.corp

– EL POZO: Hernán Garbarino narra una historia simple. El Turco le pide ayuda a su amigo para desenterrar plata que supuestamente tenía escondida, pero de a poco el viaje va tomando un giro inesperado. Un secreto relaciona a estos dos personajes y el rencor en torno a este elevan la atmosfera hostil a un punto del que no hay retorno.
– LA BIJOU: Paula Magnani y Lucila Presa hacen su debut como directoras en este corto. En el se narra el choque entre dos mundos, el de Belén, una joven de no mas de 20 años que trabaja en una veterinaria, y Norma, una mujer ya entrada en años con una perspectiva particular de la vida. Belén solo tiene que hacer un encargo simple a en la casa de Norma, pero cuando esta le pide ayuda y la protagonista decide recorres la casa, un mundo nuevo se abre para la joven.
– ESTE AMANECER ES UN EJEMPLO: Leandro Naranjo hace un relato breve de cine, sobre cine. Sus motivos a la hora de encuadrar, que lo mueve para que un plano valga la pena. Condensa magistralmente sus apreciaciones sobre cine. “Si supiera que plano quiero hacer lo filmaría” dice. Y así, lo va buscando hasta encontrarlo. Pero ¿Valdrá una película ese plano?.
– E CHE VO DALE: Gonzalo de Miceu decide narrar la historia de Agustín, un joven que se ve acosado constantemente por las visiones de una mujer, que se le presenta irrumpiendo en su mente cuando se le antoja, y no lo deja en paz. El personaje acude a un terapeuta que le propone buscar la raíz de estas visiones, y en un ejercicio de hipnosis, las realidades empiezan a confluir. Pero ¿Cuál es cuál? ¿Cuál es la realidad que importa? Romina y Agustín no son tan distintos.

al-silencio

A diferencia de los largometrajes, después del Festival seguramente será más difícil acceder a ciertos cortos; su difusión no es la misma. Por eso es importante aprovechar esta oportunidad para ver cuánto cortometraje sea posible.

Leave a Comment


Your email address will not be published.