OPEN DAY DATA: DATOS AL ALCANCE DE TODOS


Se celebró en todo el mundo, por segundo año consecutivo, el Día de los Datos Abiertos, Open Day Data (ODD). Buenos Aires se adhirió con un encuentro en el Centro Cultural San Martín, en el cual se inscribieron 373 personas.

Por Augusto Morel

highres_434647841 (Copiar)

El ODD es un evento organizado por la “Open Knowledge Foundation”, una ONG que busca fortalecer el conocimiento en el campo de la información virtual a un nivel público y político. La comunidad busca utilizar bases de datos de manera pública y libre, promover el apoyo de datos abiertos en los gobiernos y alentar a los ciudadanos a participar e involucrarse.
La jornada se dividió en la presentación de 15 proyectos, aplicaciones cívicas y de participación, y herramientas de periodismo de datos. Por el otro lado, se organizaron mesas de debate con tópicos determinados pero relacionados con los datos abiertos. Todos estaban invitados a integrarse para discutir los proyectos expuestos de los propios presentadores, demostrar sus opiniones y hasta proponer sus propias ideas.
“Este año decidimos hacer más debate, para saber qué es lo que piensan los demás y poder llegar a los diferentes ámbitos”, así lo expresó Yamila García, embajadora en la Argentina de “Open Knowledge Foundation”. Entre los proyectos más destacados del encuentro resaltó el de la propia ONG organizadora, “Open Data Census”, que reúne información de países en una red global. Tiene por misión extenderse al resto del mundo, erradicar el problema de la manipulación de datos e información por parte de los gobiernos y dar a los ciudadanos transparencia política. La coordinadora de la comunidad, Mor Rubinstein explicó que para poder realizar una base de datos de esta envergadura, se debe advocar, educar e investigar en conjunto con el público, ya que cualquiera puede colaborar.
“Nosotros creemos que el conocimiento te da poder. Así que cuantos más datos estén disponibles, el conocimiento estará allí afuera y más de uno se puede beneficiar como ciudadano”, explicó Rubinstein.
Argentina en el aspecto de los datos abiertos se encuentra en el puesto 48 de 97 países. Lo más destacado en cuanto acceso libre es: información del presupuesto nacional del gobierno, seguimiento online de las leyes discutidas y en proceso por el Poder Legislativo y una completa base de los resultados electorales.
En el marco nacional, y con gran repercusión en la sala de debates, estuvo presente “Gobierno Abierto de la Nación”. Se trata de bases de datos públicas creadas por el Estado con el objetivo de generar transparencia y confianza en la sociedad civil. Trabajan con entidades públicas, asociaciones civiles, ONGs y el Poder Ejecutivo para poder discutir planes de acción que beneficien y trabajen en conjunto con la sociedad.
“Uno de los proyectos en los que estamos trabajando es en la creación de un portal de compras públicas, en el cual cualquier ciudadano pueda ingresar y visualizar los procesos de compra y contrataciones del Estado. Hoy está a prueba Jefatura de Gabinete”, contó Pamela Morales, integrante del equipo y presentadora del proyecto. Además, explicó que los desafíos para este comienzo de año son: “lograr una mayor inclusión del resto de los organismos públicos y de la sociedad civil que van a participar en los compromisos y seguir construyendo políticas colaborativas de integración”.

Por el lado de la Ciudad de Buenos Aires, la organización “Democracia en Red”, ligada al Partido de la Red, se concentra con niveles de apertura de datos en la legislatura porteña. A través de la aplicación “Democracia OS”, permite a los ciudadanos visualizar todos los proyectos de ley tratados, votarlos y hasta opinar. Toda participación pública dentro de esta aplicación es tomada en cuenta, para allanar un camino guía respecto a qué prefiere o quiere la gente que se trate en la legislatura.
La idea principal es seguir, evaluar y denunciar los niveles de transparencia parlamentaria. Agustín Frizzera integrante del equipo, dijo que todo esto surge en base a que funcionarios y legisladores tendrían diferentes miedos a la liberación de datos por el impacto que generarían.
De esta manera, los datos abiertos generan confianza, la posibilidad de control y entendimiento por parte del pueblo para con sus gobernantes.

Leave a Comment


Your email address will not be published.