Inicio » La dupla goleadora del último Perú campeón de la Copa América

La dupla goleadora del último Perú campeón de la Copa América


Compartir

Juan Carlos Oblitas y Oswaldo Ramírez quedarán para siempre en la historia del fútbol peruano por su importante papel en la última consagración de la Albirroja en la Copa América.


Diego Maradona no había realizado su debut como futbolista profesional con la camiseta de Argentinos, Michael Jordan tenía tan solo doce años de edad, Niki Lauda había conquistado su primer Campeonato de Fórmula 1 y la MLS no estaba ni cerca de ser fundada cuando Juan Carlos Oblitas y Oswaldo Ramírez lideraron a Perú a su segundo y último título de Copa América.

Juan Carlos y Oswaldo. Oblitas y Ramírez. El nacido en Mollendo y el oriundo de Callao. El Ciego y Cachito. El delantero de Elche y el atacante de Atlético Español. La dupla de delanteros que con sus goles le devolvió la alegría al pueblo peruano después de 36 años.

Julio de 1975. Trigésima edición de la Copa América y primera sin una sede fija. Perú compartió grupo junto a Chile y Bolivia. El seleccionado dirigido por Marcos Calderón arrancó su participación en el torneo con un empate frente a la Roja y luego todo fueron victorias: dos ante la Verde y una frente a Chile. ¿Hubo tantos de Oblitas y de Ramírez? Por supuesto. Dos de cada uno. El Ciego le marcó un gol a Bolivia y otro a Chile, mientras que Cachito le convirtió sus dos anotaciones a la Verde. Y Perú terminó en lo más alto del Grupo B con siete puntos y sin conocer la derrota.

El rival en semifinales fue nada más y nada menos que Brasil. Perú se impuso en la ida tras una sensacional actuación y tachó a la Verdeamarelha en Belo Horizonte, pero el seleccionado dirigido por Osvaldo Brandão dio pelea y triunfó en Lima. Quedaron igualados en puntos y tanto la Confederación de Perú como la de Brasil acordaron definir el boleto al partido definitorio mediante un sorteo. El acto lo realizaron Teófilo Salinas, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol y Verónica, su hija. “El día que perdió Perú contra Brasil, mi papá me llevó al estadio y cuando terminó el partido me dijo: ‘Quiero que hagas el sorteo’”, comentó la niña. Y así fue. Verónica metió su mano, tomó uno de los papeles y se lo entregó a su padre: “¡Perú!”.

El último escalón antes de la gloria fue Colombia, y los atacantes peruanos estaban preparados. Los Cafeteros triunfaron en Bogotá, pero en Lima apareció la dupla Oblitas-Ramírez y extendió la final a un partido más. La Albirroja se impuso en Caracas, cortó la sequía de 36 años sin títulos y conquistó América por segunda vez en toda su historia.

Teófilo Cubillas fue elegido como el mejor jugador del torneo, Hugo Sotil convirtió el gol que le dio el trofeo a Perú y Héctor Chumpitaz fue el capitán del equipo, pero sin los tantos de Juan Carlos Oblitas y de Oswaldo Ramírez, los incaicos no hubiesen vuelto a dominar el continente.

Luego de conquistar América, Oblitas pasó por el fútbol de Bélgica, donde vistió las camisetas de Standard Lieja y de Seraing; jugó las Copas del Mundo de Argentina 1978 y de España 1982; y se convirtió en hexacampeón de la Liga de Perú. Mientras que Ramírez le puso punto final a su aventura en México, regresó a su tierra natal para defender los colores de Sporting Cristal y se convirtió en el máximo goleador peruano en toda la historia de la Copa Libertadores.      

No hay dudas que, por su talento, trayectoria, palmarés y estadísticas, son varios los jugadores que se han ganado un lugar en las páginas doradas del fútbol peruano, pero también no hay dudas que el Ciego y Cachito se encuentran en ellas. Y más después de lo hecho en aquel torneo en 1975.


Compartir

Agregar comentario

Clic acá para dejar un comentario