Messi: figura y asistencia perfecta

El capitán de la selección guió al equipo hacia la clasificación a cuartos de final de la Copa América. Goleador en la victoria frente a Bolivia, la Pulga llegó a los 148 partidos vistiendo la casaca Albiceleste.


El foco y las luces siempre están puestas en él. Desde la entrada en calor, con la práctica de tiros libres que deleitan a todos y esperando que esa pelota entre en el lugar donde solo él la puede colocar, hasta los destellos de fútbol que emocionan en los 90 minutos de juego. En la victoria frente a Bolivia, no fue la excepción. Cuando juega Messi, juega la Selección. Dos goles y una asistencia para sellar la gran actuación del capitán de la selección.

Messi dijo presente. En la rotación del equipo, Lio fue el único jugador que disputó todos los partidos junto a la selección de esta edición de la Copa América. Se lo vio enchufado desde el arranque. Movedizo y pidiendo todas las pelotas buscó ser protagonista y tomó el rol de referente que necesitó el conjunto argentino. A los seis minutos de juego, asistió al Papu Gómez en la apertura del marcador. A los 30 minutos cambió por gol el penal que le hicieron al Papu, para marcar el segundo tanto de la Albiceleste. La categoría del “10” apareció. Luego de la asistencia del Kun Agüero, Messi la picó ante la salida de Lampe, arquero de la selección boliviana, marcando el tercer gol de Argentina y segundo en su cuenta personal en el partido. Todo el equipo argentino se destacó y eso le permitió a Lionel Scaloni una mayor libertad a lo largo del partido donde buscó variantes y les dio la oportunidad a jugadores de mostrarse. Cambió jugadores, pero Messi siguió en cancha. Fue eje de cada ataque de la selección. Se lo notó activo, buscando que todas las jugadas pasen por sus pies. Manejó los hilos del encuentro y marcó el camino para la victoria y el pase a cuartos de final.

La Pulga Jugó su mejor partido en lo que va de esta Copa América y rompió una racha negativa que traía desde el año 2019: convirtió un gol de jugada luego de 750 días con la camiseta de la Selección Argentina. Con este partido, Lio alcanzó los 148 partidos junto a la selección y es el goleador de la Copa con 3 tantos.