Inicio » Jesse Marsch, el seleccionador con sponsor

Jesse Marsch, el seleccionador con sponsor


Compartir

El técnico norteamericano llegó a Canadá por la elección de tres clubes de la MLS: Toronto, Vancouver Whitecaps y Montreal, quienes pagan parte de su salario.


Canadá es una de las sorpresas futbolísticas de los últimos años, de clasificar por segunda vez a un mundial en Qatar 2022 (la única vez había sido en México 1986) a tener a un director técnico financiado por la Major League Soccer. Jesse Marsch dirigirá en la Copa América, en la que será rival de la Selección Argentina, como el “MLS Canada Men’s National Team Head Coach” (entrenador de la selección masculina de Canadá) este título que se le otorga al puesto tiene la particularidad de llevar las siglas de la Liga de los Estados Unidos en su nombre.

Nacido en Wisconsin, Estados Unidos, fue futbolista en la liga estadounidense como mediocampista entre 1996 y 2009 en donde pasó por DC United, Chicago Fire y Chivas USA, ganó 7 títulos como jugador: 3 MLS Cup’s y 4 US Open Cup’s.

Empezó su carrera como técnico en 2011 entrenando al Montreal Impact de la MLS, lo cual lo conecta directamente con su actual trabajo en la federación canadiense. Como entrenador su estilo está bien marcado, al haber pasado la mayor parte de su carrera formándose dentro de los clubes pertenecientes al grupo Red Bull. Los equipos de Marsch se caracterizan por el juego directo con énfasis en la presión alta con líneas bien compactas para forzar el error rival y lograr la recuperación mediante segundas jugadas, algo que se ve mucho en el estilo de técnicos alemanes y austríacos en los últimos años, el llamado “gegenpressing”.

Pasó por Red Bull New York en la MLS, Red Bull Salzburg en Austria (equipo en el que tuvo el mejor paso de su carrera, logrando el doblete de copa y liga las dos temporadas que estuvo al mando) y RB Leipzig, en donde pasó sin pena ni gloria. En el medio de todo esto tendría un período como asistente de Ralph Ragnick en Leipzig, que fue muy importante e influyente para él, en sus propias palabras se convirtió en “su profesor” y él “tomó” mucho sobre “la manera en la que piensa sobre fútbol” aunque se separó un poco de su forma de ser al final, ya que son “dos personas diferentes”.

La mayoría de la gente que conoce a Jesse Marsch en Argentina es por su paso por Leeds United, club que decidió optar por contratarlo para reemplazar a Marcelo Bielsa en febrero del 2022 en busca de salvarse del descenso en la Premier League. Una de sus frases más famosas cuando llegó fue decir que los jugadores se encontraban “sobreentrenados” y esto estaba afectando su rendimiento, dicho que inclusive Rodrigo Moreno, miembro del plantel en ese momento, compartió: “Teníamos ese uno contra uno que tal vez nos estaba castigando demasiado, sobre todo en momentos defensivos”, el centrodelantero español también le tiró flores al DT norteamericano: “Trajo una forma diferente de entender el fútbol y las relaciones entre las personas. Siempre nos preguntaba qué pensábamos del equipo, qué pensábamos de nuestro desempeño personal o de nuestro papel dentro del equipo”. Aunque en sus primeros meses lograría el objetivo salvándose en la última fecha, antes de que cumpliera un año a cargo del conjunto de Yorkshire sería despedido debido a los malos resultados.

Tras ese paso, los tres conjuntos canadienses que participan de la MLS (CF Montreal, Toronto FC y Vancouver Whitecaps) han decidido ayudar económicamente a la federación para que Jesse Marsch asuma como el entrenador de cara a la Copa América de este año y el Mundial en el que serán coanfitriones con Estados Unidos y México en 2026. Esto puede parecer extraño ya que finalmente ha conllevado a que el entrenador lleve un patrocinio en el nombre de su cargo, pero el ex entrenador del seleccionado canadiense John Herdman ya se había pronunciado ante los problemas de presupuesto que estaba teniendo la federación debido a los preparativos para el mundial, por lo que esta ayuda puede ser significativa para aligerar costos y es posible que sirva para que Marsch trabaje con más tranquilidad de cara a afianzar su idea de juego mirando en dirección a los próximos dos años.


Compartir

Agregar comentario

Clic acá para dejar un comentario