“Ni Maradona ni Pelé ganaron la Copa América”

El periodista Pablo Lisotto, autor de “Los 50 grandes momentos de la Copa América” repasó para Eter Digital la historia del certamen continental.

Por Nazareno Bindolini y Thiago Arévalo

En vísperas la Copa América, Pablo Lisotto, redactor del diario La Nación, es una palabra más que autorizada para recordar el pasado y analizar el presente del torneo. Es autor del libro de “Los 50 grandes momentos de la Copa América” y además hizo la cobertura de la copa realizada en Argentina en 2011, además de cubrir Juegos Olímpicos y ser autor de siete libros.

-¿Cómo surgió la idea de hacer el libro de 50 grandes momentos de la copa América?

-En 2012 había hablado con la editorial para hacer un libro por los Juegos Olímpicos. Les propuse algunas opciones, nos pusimos de acuerdo y sacamos dos libros en los que ambas partes quedamos muy conformes. Libros que se repartieron gratis. En 2014 hicimos algo parecido, pero con los mundiales y, para cerrar, en 2015 lo repetimos con Copa América, que era el ítem que faltaba. Con la ventaja de que eran libros que no iban a la venta, sino que directamente eran entregados a los chicos en las escuelas, a las que después me invitaban o desde donde me mandaban mensajes de agradecimiento.

-¿Rescatá alguna de esas historias para contarnos ahora?

-Hay dos que me sorprendieron. Una es que históricamente uno de los insultos que recibía el árbitro es que era bombero, porque bombeaba para alguno de los dos equipos. Y eso venía del origen de mediados de siglo, cuando un árbitro llamado Bartolomé Masías, quien era el árbitro argentino con más partidos dirigidos por Copa América, terminó ayudando a los bomberos ya que una parte del campo de juego que se estaba incendiando por los papelitos que tiraban a la cancha prendidos fuego. Y el otro que destaco es la presión que le ponen a Messi de ganar la Copa América, cuando no la ganaron ni Maradona ni Pelé. ¿Por qué Messi estaría obligado a ganarla?

-Claro, buenísima la reflexión. ¿Y alguna experiencia que hayas vivido cubriendo la Copa América?

-Cuando estaba cubriendo la Copa del 2011, jugada aquí en Argentina, estábamos en un evento de Adidas con muchos colegas periodistas. Éramos cuatro equipos y cada uno tenía un capitán que era jugador. Cuando voy al vestuario veo la lista de mi equipo, y veo “Cafú”, así que jugué con Cafú. Esas cosas están buenísimas porque en un contexto normal, pre pandemia, las grandes marcas en los grandes eventos invitan a glorias de otra época que como están con la marca son uno más.

-¿Cubrir ese torneo lo considerás importante en tu carrera?

-Lógico. En los medios, cuando hay un evento de gran magnitud, se determina cómo va a ser la cobertura y quién la va a realizar, en caso de que fuera en otro país. En este contexto tuvimos la suerte de que sea en nuestro país, si no, seguramente la cantidad de gente hubiera sido menos. Inicialmente iba a viajar para estar en Jujuy y en Salta, para cubrir a Bolivia, que estaba en el grupo de Argentina. Me encontré con un hecho raro porque había un volcán en erupción y no pude viajar, con lo cual el primer día cambió totalmente mi cobertura. A partir de ahí fui siguiendo a Brasil e hice distintas coberturas de los partidos y también atento a la nota curiosa que muchas veces se vuelca más rápido en la web.