LA ÚLTIMA DEL PROFE

¨No puedo poner en palabras lo que representa Diego en mi vida, porque no las hay. Un sólo hecho vale más que mil palabras. Es mucho más lo que siento que lo que puedo decir¨, expresó Fernando Signorini en la última entrevista que dio cuando Maradona aún estaba vivo y su fallecimiento era impensado.

Por Stephano Toussaint e Iván de Franco

La nota fue precisamente dos días antes de la muerte de Diego Armando Maradona, en una conversación con alumnos de la carrera de periodismo deportivo de ETER. La frase de Signorini fue dicha cuando el desenlace de “El 10” era inesperado; sin embargo, hoy es algo que se repite en las bocas de millones de personas en todo el mundo que comparten la sensación y el dolor por la partida del astro del fútbol.

Fernando Signorini acompañó a Maradona como preparador físico durante su carrera futbolística y también en su etapa como entrenador de la Selección Argentina. En diálogo con ETER resaltó el estrecho vínculo que sostuvieron a lo largo de los años y la huella que el jugador dejó en él.

Signorini y “Pelusa” –como llamaban a Diego Armando en Villa Fiorito- se conocieron el 28 junio de 1983 en las afueras del Camp Nou, en la previa del duelo decisivo de la Copa de la Liga entre el Real Madrid y el Barcelona. ¨¿Viste Diego? La primera vez que llegás temprano y está cerrado, después dicen que al que madruga Dios lo ayuda¨. Ese fue el primer saludo del “profe” a Diego, quien llegaba al entrenamiento y se encontraba con las instalaciones cerradas. La situación los acercó y se encontraron también en una sonrisa.

El preparador físico estaba en Catalunya, en un viaje por el viejo continente para observar a los equipos europeos de primer nivel. Había sido autorizado por el director técnico del Barcelona, Cesar Luis Menotti, para presenciar los entrenamientos del equipo. Luego de ese primer encuentro, la relación se estrechó y un hecho fortuito los unió en un glorioso camino a la cima del fútbol mundial.

¨El 24 de septiembre [de 1983] Goikoetxea tuvo la ‘fantástica’ idea de romperle el tobillo. Digo ‘fantástica’ porque ese fue el inicio de todo. Comencé a ayudarlo como un amigo que estaba cerca y un día me propuso la descabellada idea de que trabajara con él como su preparador personal, algo que no existía en ese momento y que lo inventó él. Yo fui el privilegiado que estaba en el momento oportuno y en el lugar justo¨, contó Signorini, quien preparó de forma personalizada a Maradona para los mundiales de 1986, 1990 y 1994. Años después, se sumó al cuerpo técnico del seleccionado argentino que Diego lideró entre 2008 y 2010.  

El último adiós a D10S

Diego Armando Maradona falleció a sus 60 años, este miércoles 25 de noviembre, al descompensarse y sufrir una insuficiencia cardíaca aguda en la residencia que habitaba en el barrio San Andrés de la zona de Tigre, en el norte del Gran Buenos Aires.

Personalidades de todo el mundo inundaron las redes sociales para expresar sus condolencias luego de conocerse la noticia. Miles de personas se reunieron en los diferentes lugares en donde Diego emocionó con la pelota en sus pies, desde Villa Fiorito hasta Nápoles para rendirle homenaje a uno de los mejores futbolistas de la historia.

Anoche se despidieron sus familiares más cercanos entre ellos su ex esposa, Claudia Villafañe, y las dos hijas que ambos tuvieron juntos: Dalma y Gianinna. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, confirmó que el velatorio se realizará en la Casa Rosada, desde hoy y se prolongará por 48 horas, además decretó tres días de duelo nacional.

Se espera que alrededor de un millón de personas asista para darle el último adiós a Maradona.

HABÍA UNA VEZ…

Los hechos más significativos a lo largo de la historia para el fútbol femenino. Una línea de tiempo que permite una comparación con el masculino, también expone los obstáculos y la discriminación que recibieron las mujeres para poder desarrollar la actividad.

Por Guido Trebliner

Si no es el primero pega en el palo, pero el fútbol es el deporte más popular del mundo, donde millones de niños lo practican con el sueño de algún día triunfar. Pero claro, hoy en día, ¿por qué no también el sueño de miles de niñas?

A lo largo de su historia el fútbol femenino no tuvo los mismos privilegios que el masculino, quedó muy atrasado en cuanto a dedicación, ofrecimiento en clubes, estructura, organización, profesionalismo, importancia, difusión y demás elementos.

Nos remontamos al año 1894 donde Nettie Honeyball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club femenino, denominado ‘ British Ladies Football Club´. Honeyball declaró que con esto quería demostrar que la mujer podía emanciparse y tener un lugar importante en la sociedad y representación en el Parlamento.  

Mientras que el fútbol masculino se reglamentó oficialmente 31 años antes (26 de octubre 1863) de la mano de ´The Football Association´.  También observamos una gran diferencia con el primer partido oficial de cada género, el masculino lo hizo el 19 de diciembre de 1863, mientras que el femenino el 23 de marzo de 1895, es decir más de tres décadas después: aquella vez North goleó 7-1 a South en Crouch end Athletic.

Tras varios años de idas y venidas, el fútbol femenino siguió jugándose de forma amateur, sin ningún tipo de estructura ni mucho menos. Pero en 1902, la Federación Inglesa de fútbol prohibió el fútbol de mujeres y jugar contra o con equipos femeninos. En contracara, el masculino ya contaba con la conocida, hasta hoy en día, competencia denominada ´FA Cup´. También ese mismo año se hizo el último cambio de reglas al campo de juego. Se crearon las áreas de penales, de meta y se agregó la línea central.

Luego de lustros de chácharas, se produjo un conflicto global que fue nada más ni nada menos que la Primera Guerra Mundial. Las realidades eran completamente distintas, mientras el masculino contaba con una entidad madre que abarcaba el deporte (FIFA) el femenino estaba muy acotado, pero la propia guerra –indirectamente- ayudó a reflotar la actividad. Debido a que muchos hombres tuvieron que asistir a la cruzada, la mujer se introdujo de lleno en la fuerza laboral en 1914. Y por ende, los torneos de fútbol disputados entre las fábricas inglesas tuvieron que ser jugados por chicas en 1917. Uno de los máximos ejemplos es el conjunto “Dick, Kerr Club”, que representaba a la fábrica de municiones de la ciudad de Preston. Además, este elenco triunfó en el primer partido internacional disputado en 1920: 2-0 a un combinado francés.

A pesar de todas las prohibiciones y problemas que tenían las mujeres para jugar a la pelota, en 1921 surge uno nuevo. La misma federación inglesa le negó a los clubes prestar sus estadios para disputar encuentros públicos para fútbolistas femeninas, que a pesar de la anterior negativa siguieron con la práctica. Del otro lado de la moneda podemos tomar ese año como una fecha importante, ya que el 21 de marzo Jules Rimet asumía como presidente de la FIFA.

Sin embargo, aunque la guerra había hecho aumentar su popularidad, la negativa del 21 volvió a bajarla y por eso la Footaball Association (FA) no reconoció al fútbol femenino. Por esa normativa fue creada la “English Ladies Football Association”, cuyos inicios fueron difíciles debido al boicot de la FA, que las llevó incluso a jugar en canchas de rugby. A las mujeres no les quedó otra que organizar partidos en estadios de otros deportes ya que la FIFA prohibió el fútbol femenino en sus campos oficiales, medida que duró hasta 1971.

El masculino ya era un éxito, disputó el primer Mundial oficial de la historia en 1930, en Uruguay, y al año siguiente ya era profesional en casi todo el mundo. Mientras que el de hombres crecía, las mujeres luchaban contra las propias confederaciones y contra los mismos prejuicios, que hasta el día de hoy siguen.

Tras la Copa Mundial en 1966, la FA no tuvo más remedio que volver a reconocer el fútbol femenino en 1969 debido a la cantidad de aficionadas que adoptó en ese torneo. Vaya paradoja, mientras el masculino ya brillaba y aparecían sus figuras, el femenino recién había vuelto a ser aceptado.

Más adelante en el tiempo, en 1971, el masculino ya era prácticamente como en la actualidad, entonces la UEFA encargó a sus respectivos asociados la gestión y fomento del fútbol femenino,  hecho que se consolidó en los siguientes años. En ese mismo año se llevó adelante un mundial no oficial en México, organizado por la Federación Internacional del Fútbol Femenino, que había sido creado en 1970 en Turín, Italia.

De aquel torneo que no es reconocido por la FIFA, participaron Dinamarca, Italia, Argentina, Francia, Inglaterra y el equipo local, que perdió 3-0 en la final con las danesas ante 110.000 personas en el estadio Azteca. A pesar de ello, la FIFA recién reconoció oficialmente al fútbol femenino, después de tanto destrato, en 1980.

El primer mundial oficial de la FIFA se desarrolló en 1991 en China. Estados Unidos se quedó con el título al vencer 2-1 a Noruega, quienes tuvieron revancha en Suecia 1995 al superar 2-0 a Alemania. Luego, en EE.UU 1999, el local volvió a dar la vuelta olímpica tras dejar atrás a China en los penales.

La cuarta copa se disputó en 2003, otra vez en Estados Unidos, y el equipo alemán se consagró al triunfar 2-1 sobre las suecas. Cuatro años después, en China 2007, las teutonas retuvieron la corona tras el 2-0 sobre Brasil. La hegemonía germana se terminó en casa, en 2011, cuando Japón conquistó el mundo y dejó a las estadounidenses en el segundo lugar.

El desquite de Estados Unidos llegó en Canadá 2015 y Francia 2019, cuando se subió a lo más alto y llegó a cuatro títulos. Las chicas estadounidenses primero golearon 5-2 a Japón y el año pasado vencieron 2-0 a Países Bajos.

VIDEO SOBRE EL PARTIDO DE 1920: Dick Kerr Club vs elenco francés

FINAL DEL MUNDIAL NO OFICIAL DE 1971 ENTRE MÉXICO Y DINAMARCA

27 A 1

La AFA comenzó a organizar el torneo femenino en 1991. Hasta aquí, hubo 27 temporadas amateurs y recién la última estuvo marcada por la semi profesionalización. En esta recorrida histórica, Éter presenta los campeones, la evolución de la liga y las carencias estructurales que llevan casi tres décadas.

Por Florencia Rincón, Patricio Scheller y Hernán Giménez

En 1986 Andrés Sabino, un ex árbitro que había creado su escuela de arbitraje para mujeres, fundó la AAFF (Asociación Argentina Femenina de Fútbol), con el objetivo que el fútbol de mujeres se practicara en los clubes asociados a la AFA. Lilian Fadel, publicista, era la vicepresidenta de la organización. El torneo que organizaban se llamaba “Femigol”, al igual que la revista que lo cubría. Yupanqui salió campeón en 1989, al año siguiente participaron ocho equipos: Boca, Sacachispas, Berazategui, All Boys, Yupanqui, Laferrere, Paso del Rey y Huracán de Luján. Los partidos duraban 70 minutos, los triunfos otorgaban dos puntos, el empate uno. Todos los entrenadores eran hombres.

En junio de 1990 Argentina había sido invitada a participar del primer Mundial organizado por la FIFA, pero Julio Grondona guardó la invitación en un cajón y la selección no viajó a China. Sin embargo, el presidente de la AFA entendió que debía tomar el tema del fútbol femenino en sus manos. La incorporación de la AAFF a la entidad de Viamonte 1366 implicó la disolución de la asociación.

Primera década (1991-1999)

En 1991 ocho equipos participaron de aquel primer torneo organizado por la AFA: River Plate, Boca Juniors, Independiente, Deportivo Español, Excursionistas, Yupanqui, Deportivo Laferrere y Sacachispas. El 15 de diciembre River se coronó como el primer campeón y lo hizo de forma invicta. Los partidos se jugaban en las canchas auxiliares de los clubes, sólo Excursionistas les dejaba usar su campo principal a las jugadoras. Se cobraba un bono contribución, para colaborar con el mantenimiento de las instalaciones, la AFA se hacía cargo de los árbitros, pero sólo de uno, se jugaba sin jueces de línea.

Hasta 1996 los clubes participantes en los torneos eran pocos, pero el aumento fue potencial con la llegada de la televisión la cantidad de equipos aumentó. El canal de cable “Siempre Mujer” emitía un partido por fecha en vivo y el ex arquero Sergio Goycochea oficiaba de comentarista. Los lunes se transmitía un resumen de la fecha. Hacia el fin de la década el número volvió a caer.

En los nueve torneos de 1991 hasta 1999 compitieron 49 elencos. River, Boca e Independiente tuvieron asistencia perfecta. El “Millonario” sumó seis títulos (1991 y 1993 a 1997) y el “Xeneize, tres (1992, 1998 y 1999).

Segunda década (2000-2009)

Sin televisación y sin el compromiso de varios clubes por mantener la disciplina, se pasó de 49 a 26 equipos. Tres nuevas instituciones se sumaron: Gimnasia y Esgrima de La Plata, Estudiantes de Buenos Aires y Ferrocarril General Urquiza. En esta década aparecieron los torneos Apertura y Clausura.

Entre el 2000 y 2009 Boca ganó 14 títulos (13 invictos) y dos subcampeonatos. Entre el Clausura 2004 y el Clausura 2008 estuvo 93 partidos sin perder. Y el Clausura 2003 no compitió por tener la mayoría de su plantel en Selección Argentina.

Por su parte, River Plate sumó 3 campeonatos (uno invicto) y seis subcampeonatos. Independiente consiguió tres subcampeonatos en forma consecutiva, San Lorenzo fue otro gran equipo de principios de siglo. Consiguió el título del Apertura 2008 y siete subcampeonatos, cortó la hegemonía de Boca y River consagrándose campeón y obtuvo la clasificación a la primera Copa Libertadores Femenina en 2009.

Última década (2010-2019)

Para la temporada 2011/2012 participaron en condición de invitados, equipos no afiliados a la AFA: UBA (Universidad de Buenos Aires) y Vélez de Mercedes. En el torneo Clausura de dicha temporada se consagró por primera vez campeón UAI Urquiza. A partir de ahí estaría siempre en la disputa del campeonato junto a River y Boca.

En los siguientes campeonatos se incorporaron Excursionistas, Fénix y General Lamadrid (2013), Almagro, Liniers y Defensores del Chaco (2015), equipos que terminaron abandonando la liga. En 2016 se creó la División B. Lo cual generó una mejor competencia. Los equipos nuevos dejaron de enfrentarse con los consolidados, lo cual generaba partidos muy desparejos con sendas goleadas, como por ejemplo la de Boca a Fénix por 28 a 0 en 2013.

Los últimos dos torneos disputados antes de la profesionalización aumentaron los participantes, perofueron muy largos y discontinuos, muchas veces se suspendían por cuestiones climáticas, por falta de ambulancia y otras vicisitudes que deberían ser ajenas al fútbol.

El 2019 fue el año bisagra para el fútbol femenino, donde a través de la lucha de Macarena Sánchez y otras jugadoras se logró la semi profesionalización del fútbol femenino, que hoy va por más.

Fuentes:

¡Qué jugadora! Un siglo de fútbol femenino en la Argentina, Ayelén Pujol 2019 Ariel.

Diario de la futbolista

Sólo fútbol femenino

Categoría - .

¿SON REALMENTE PROFESIONALES?

Pasó más de un año desde que Chiqui Tapia, presidente de la AFA, junto a Sergio Marchi, Secretario General de Futbolistas Argentinos Agremiados, y varias jugadoras hasta ese entonces amateurs, anunciaban en conferencia de prensa la profesionalización del fútbol femenino, pero ¿las protagonistas se sienten realmente profesionales? Por Rodrigo Isla El movimiento de mujeres que luchan por la igualdad de derechos en Argentina avanza a pasos agigantados hace unos años y en el fútbol no hubo excepción.
Leer más